Estás en: Inicio / Mundo Plus / Salud / Así cambia el cerebro de una mujer cuando se convierte en madre

Salud

Así cambia el cerebro de una mujer cuando se convierte en madre

Algunas personas consideran que la maternidad es un estado similar a la locura y a lo divino, y es que este proceso de convertirse en madre genera cambios en el organismo de las mujeres que hacen que estén vulnerables y al límite de sus emociones por el ser a quien darán vida.

Pero todo esto tiene una explicación científica. Según la investigadora Teresa Morales Guzmán, de Instituto de Neurobiología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la maternidad genera importantes cambios en el cerebro de las madres por las variaciones hormonales que promueven la adaptación de este órgano desde la fecundación del óvulo en la matriz.

La especialista explicó que con la maternidad el cerebro de las mujeres se suele volver más empático, mejora la memoria a corto y largo plazo, en especial el aprendizaje espacial, disminuye el envejecimiento neuronal y se vuelven más resistentes al estrés.

Asimismo, Morales Guzmán explicó que unos de los estudios realizados en roedores mostraron que adaptaciones en la fisiología regresan a su estado anterior al embarazo, pero hay variaciones cognitivas que perduran incluso hasta el envejecimiento. Estas adaptaciones facilitan o promueven que una madre pueda lidiar con los desafíos que representa el cuidado de sus hijos.

Los estudios referentes a los cambios que se dan en las mujeres que se convierten en madres se vienen realizando desde hace medio siglo, fecha en la que se encontraron los primeros indicios de cambios en el cerebro materno debido a las hormonas del embarazo.
Los cambio no solo ocurren en la neuronas, también abarcan a las células gliales, las encargadas de dar soporte y energía a las neuronas.

Pero estos cambios no solo se manifiestan en las mujeres, los hombres que se involucran en el cuidado de sus hijos también generan cambios como volverse más empáticos con las necesidades de los hijos, aunque en menor medida.