Estás en: Inicio / Mundo Plus / Salud / Así funciona el 'tatuaje' que protege la piel de la radiación solar

Salud

Así funciona el 'tatuaje' que protege la piel de la radiación solar

Cada año se detectan en el país alrededor de 1200 pacientes nuevos con cáncer de piel y al menos mil de ellos encontraron el origen de su cáncer en la excesiva exposición al sol y, por consiguiente, a los rayos ultravioletas, sin protección.

Según información de la Liga Contra el Cáncer, los casos de cáncer de a la piel han aumentado visiblemente en la última década, esto debido a que la capa de ozono en la parte peruana está muy debilitada y el daño que produce el sol al ADN es acumulativo.

Por otra parte, los niveles de radiación en el país están incrementándose llegando a registrarse durante el verano entre 11 hasta picos de 22 de radiación solar en localidades por encima de los 3,700 metros de altitud.

Para evitar que la radiación solar dañe la piel es importante protegerla. Y para ello distintas empresas han desarrollado ‘tatuajes’ que avisan de la exposición.

Uno de los últimos ha sido creado por la empresa LogicInk y se trata de un parche resistente al agua que contiene dos círculos concéntricos: el más pequeño, que está en el interior muestra la exposición a los rayos UV en tiempo real y el más grande se convierte en rosa cuando nuestra piel ha llegado al límite diario de exposición a la radiación que puede soportar, explicó la empresa.

Este sería una buena opción para conseguir una fotoprotección adecuada, señalan especialistas como la dermatóloga de la Fundación Piel Sana y de la AEDV, Magdalena de Troya, quien señala que dan información de la cantidad de radiación UV que llevamos acumulada en ese día y, cuando sobrepasa lo permitido el parche alerta.

Las alertas de este parche se basan en las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud sobre cómo protegernos de los daños del sol. Entre ellas hay dos factores clave a tener en cuenta, recuerda la dermatóloga: “hay que adecuar el tiempo de exposición solar al índice de radiación ultravioleta que haya en ese momento a las características de nuestra piel”.

Las reacciones de la piel ante la radiación solar varían según las características de cada persona. Cada uno de nosotros presenta un fototipo concreto, que es una forma de clasificar nuestra piel por sus características y su capacidad para asimilar los rayos UV. Según la denominada escala Fitzpatrick (por el dermatólogo estadounidense que la estableció, Thomas Fitzpatrick) pueden clasificarse seis fototipos distintos, desde las más pálidas en el I hasta las más oscuras en el VI.

Por ello, este parche nos ayudará a recordar cuándo debemos volver a ponernos protección u ocultarnos del sol. En caso de que optemos por la crema protectora, la dermatóloga señala que “como mínimo debemos usar una con un índice de protección 15, aunque cuanto más elevado mejor”.

Esta no es la única opción. Desde la Fundación Piel Sana de la AEDV recomiendan también el uso de su app gratuita UV Derma, disponible para iPhone y Android, que tiene como finalidad fomentar los hábitos dermosaludables frente a los efectos dañinos causados por el exceso de exposición al sol.