Estás en: Inicio / Mundo Plus / Salud / Cinco cambios en tus lunares que podrían ser peligrosos

Salud

Cinco cambios en tus lunares que podrían ser peligrosos

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que uno de los tres cánceres diagnosticado cada año a nivel mundial es cáncer de piel, es decir entre 2 a 3 millones de personas en el mundo son diagnosticadas con esa enfermedad al año.

Por ello, la importancia de tomar atención en la piel, sobre todo, en los lunares, ya que los cambios anómalos en estos podría ser señal de alerta.

Hoy, en el Día Mundial Contra el Melanoma, el cual se conmemora todos los 23 de mayo, te presentamos algunos cambios que se presentan en los lunares y que no debes pasar por alto.

Si bien los lunares son tumores benignos del resultado de la acumulación de melanocitos, las células que dan color a la piel y aunque la mayoría no presente ningún problema y pueden aumentar de tamaño, número o pigmentación de forma natural, hay cambios que se deben tener si debido seguimiento.

La autoexploración de tu piel, puede tomar unos pocos minutos, pero podría ser decisivo para la detención temprana del cáncer a la piel, ya que un diagnóstico precoz es fundamental para reducir el riesgo de metástasis y de mortalidad.

Las 5 señales que debes buscar son conocidas como la regla ABCDE:

– Asimetría: un lunar que, cuando se divide a la mitad, tiene una forma irregular.
– Bordes: un lunar con bordes que están poco definidos o son irregulares.
– Color: cuando un lunar no presenta un color homogéneo.
– Diámetro: un lunar con un diámetro superior a seis milímetros.
– Evolución: cambios en la forma, color relieve o síntomas (como picor, dolor o sangrado) de un lunar.

Además de estas hay que estar atentos a las lesiones en la piel que cambien o crezcan rápido. La autoexploración se debe realizar también en el cuero cabelludo, la espalda, los espacios entre los dedos y la planta de los pies, puesto que los melanomas pueden presentarse en cualquier parte del cuerpo.

Si detectas alguna característica anómala no la pase por alto y acuda a un médico especialista en enfermedades de la piel.