Estás en: Inicio / Mundo Plus / Salud / Consejos prácticos que te ayudarán a combatir la retención de líquidos

Salud

Consejos prácticos que te ayudarán a combatir la retención de líquidos

2017-10-17 22:54:00

Tal vez te estés preguntando cómo es que la retención de líquidos puede afectar tan negativamente en la salud de las personas, pero si no fuera peligrosa no tendríamos a los gurús del fitness, médicos y embarazadas tratando evitarla y buscando los métodos más efectivos para curarla. A este padecimiento también se le llama hidropesia y es síntoma de enfermedades más graves como trastornos circulatorios, renales y cardiovasculares, desequilibrios hormonales, relaciones alérgicas o simplemente algo tan mínimo como un mal estilo de vida.

Estos son algunos de los síntomas que puede ayudarte a reconocer si sufres de retención de líquidos:

• Inflamación de piernas, tobillos, manos, vientre y torso.
• Aumento de peso y talla en poco tiempo (hasta 24 horas).
• Cansancio rotundo.
• Hinchazón en el área abdominal.

¿Cómo podemos evitar la retención de líquidos?

No hay respuesta simple a esta pregunta. Si ya fuiste al médico y la razón no tiene nada que ver con algún padecimiento puntual, el casi 100% de las probabilidades (por no decir todas) de la retención están estrictamente ligadas con tus hábitos. Si deseas dejar esta terrible pesadez en el pasado, aquí van tres cosas esenciales que debes hacer y cambiar por completo:

1. Nuevamente el cambio en la alimentación

Para un cambio efectivo en tu dieta diaria, los alimentos diuréticos como la piña, alcachofas, apio, perejil y muchos más, se convertirán en tus mejores aliados. Sin embargo, los embutidos y conservas deberán pasar al cajón del olvido.

Y ahora ¿qué puedes comer?

• Cambia la sal de cocina por la sal de mar pero úsala con moderación.
• Incrementa los alimentos que son diuréticos naturales.
• Aumenta la fibra en tus comidas. Puede ser en frutos secos, avena, chía o linaza.
• Bebe abundante líquido. Si es posible 2, 5 litros de agua y el resto en jugos bajos en azúcar.
• Bebe un té de limón con canela y jengibre todas las mañanas. Puedes endulzarlo con un poco de miel.

¿Y lo que no?

• Evita la sal normal y las bebidas con gas.
• Evita la cafeína y el alcohol.
• No consumas bebidas azucaradas.
• Trata en lo posible de no comer grasas y aceites “malos”.
• Olvida los embutidos y enlatados.
• Evita las salsas o sopas de sobre ya que son altas en sodio.
• Prefiere la mostaza o pastas a base de yogur.

2. Comienza a hacer más actividad física

Es fundamental que aumentes la actividad física en tu rutina diaria. Si deseas asistir al gimnasio, hacer maratones o simplemente caminar y estirarte un poco estará bien. Lo importante es que actives tu cuerpo para que ayudes a tu organismo a deshacerse de la hinchazón.

3. Cambia de posición al dormir

Intenta cambiar la manera en que duermes. Levanta los pies un rato al llegar a casa, levántate de tu puesto en el trabajo cada media hora y trata de estirarte cada cierto rato.

Ante cualquier signo de retención de líquidos es importante que visites a tu médico para descartar cualquier problema mayor de salud.