Estás en: Inicio / Mundo Plus / Salud / Día Mundial del Alzheimer: Lo que debes saber de esta enfermedad degenerativa

Salud

Día Mundial del Alzheimer: Lo que debes saber de esta enfermedad degenerativa

El Alzheimer es una enfermedad mental progresiva que causa problemas con la memoria, el pensamiento y el comportamiento, debido a la degeneración de las células nerviosas del cerebro y una disminución de la masa cerebral.

Esta enfermedad es la forma más común de demencia término general que se le aplica a la pérdida de memoria y otras actividades cognitivas que interfieren con la vida cotidiana como vestirse, alimentarse, realizar su higiene persona, socializar, entre otros.

Según la página web Alzheimer’s Association entre un 60 y un 80 por ciento de casos de demencia están relacionados al Alzheimer, y esta es frecuente en la población adulta, la cual se puede presentar a una edad temprana, en algunos casos a partir de los 40 años.

La enfermedad se presenta en tres etapas: temprana, la cual presenta sintomatología ligera y el paciente mantiene su autonomía y solo necesita supervisión cuando realiza tareas complejas; moderada, considerada la etapa más ampliada donde los síntomas son de gravedad y el paciente depende de un cuidador para realizar sus actividades cotidianas; y grave, es la etapa final de la enfermedad, en la cual el paciente es completamente dependiente.

El Alzheimer se produce debido a la reducción de la producción cerebral de acetilcolina (un neurotransmisor), lo que provoca a un deterioro en el rendimiento de los circuitos colinérgicos del sistema cerebral. Si bien es difícil determinar quién va a desarrollar la enfermedad, que es de causa desconocida, hay múltiples factores que señala la página Cuídate Plus que pueden aumentar la probabilidad de padecer esta afección.

La edad suele un factor importante puesto que la patología suele afectar a los mayores de 60-65 años, pero también se han dado casos entre menores de 40. La edad media de diagnóstico se sitúa en los 80, puesto que se considera que el mal de Alzheimer es una enfermedad favorecida por la edad. Por otro lado, las mujeres lo padecen con más frecuencia, probablemente, porque viven más tiempo.

La herencia familiar es otro factor importante, ya que una variante de la patología que se transmite genéticamente, supone el 1 por ciento de todos los casos. No obstante, se estima que un 40 por ciento de los pacientes con Alzheimer presenta antecedentes familiares.

Otro es el factor genético, varias mutaciones en el gen de la proteína precursora de amiloide (APP), o en el de las presenilinas 1 y 2. También podría asociarse con mutaciones en el gen de la apolipoproteína E (ApoE). Esta proteína está implicada en el transporte y eliminación del colesterol. Según las investigaciones, la nicastrina activaría la producción del amiloide beta.

Y por último, el factor ambiental, según señalan el tabaco se ha mostrado como un claro factor de riesgo de la patología, al igual que las dietas grasas. Por otra parte, pertenecer a una familia numerosa también parece influir en el riesgo de Alzheimer.

Al ser esta patología de evolución lenta los síntomas se irán agravando al pasar los años y por el momento no existe ningún tratamiento que revierta el proceso de degeneración que implica esta enfermedad. Pero, existe en el mercado algunos fármacos que pueden retrasar, en determinadas etapas de la enfermedad, la progresión de la patología.

Ante esta situación hay que estar atento a las distintas señales que se pueden presentar en los adultos mayores, para poder detectar a tiempo esta enfermedad.