Estás en: Inicio / Mundo Plus / Salud / Dormir demasiadas horas aumenta riesgo de sufrir estas enfermedades

Salud

Dormir demasiadas horas aumenta riesgo de sufrir estas enfermedades

Dormir es esencial para gozar de buena salud, es lo que dicen los expertos, pero no solo es necesario para mantenerte alerta y concentrado durante día, sino también para recargar y recuperar el cuerpo de las fatigas, además de reducir el riesgo de padecer algunas enfermedades como la obesidad y la diabetes.

En la actualidad, el estrés diario hace que las personas no puedan dormir sus siete u ocho horas al día, y es que las actividades terminan arrebatando tiempo de sueño, pero hay veces que quieres recuperar ese descanso perdido y terminar durmiendo más de la cuenta, lo cual implica un mayor riesgo para tu salud.

Expertos analizaron los datos de 74 estudios con más de tres millones de personas y descubrieron que aquellos que dormían durante 10 horas tenían un 30% más de probabilidades de morir prematuramente que los que lo hacían durante ocho. Además, se relacionó con un aumento del 5*6% en el riesgo de muerte por accidente cerebrovascular y un aumento del 49% por enfermedad cardiovascular*.

Por su parte, según un estudio publicado en el ‘Journal of the American Heart Association, la mala calidad del sueño se asoció con un aumento del 44% en el riesgo de enfermedad coronaria. Los investigadores dijeron que su estudio sugiere que un sueño anormal podría ser “un marcador de riesgo cardiovascular elevado” y que los médicos deberían hacer preguntas sobre los patrones durante las citas.

El doctor Chun Shing Kwok, del Instituto de Ciencia y Tecnología en Medicina de la Universidad Keele afirmó que “un mal sueño es un marcador de riesgo elevado de enfermedades del corazón y se debe prestar mayor atención a la hora de explorar la duración y la calidad del mismo durante las consultas con los pacientes”.

La investigación, que involucró a científicos de las universidades de Leeds, Mánchester y East Anglia, es limitada ya que la duración del sueño era auto informado y las condiciones mentales o físicas subyacentes podían haber tenido un impacto en los “patrones de sueño extremos”.

Por otro lado, muchos estudios internacionales han demostrado que existe una relación entre la obesidad y el exceso de sueño. Una de las teorías dice que dormir demasiado se traduce en poca actividad física. Morir prematuramente o sufrir enfermedades cerebrovasculares o cardíacas son algunas de las consecuencias de muchas horas de sueño,

Mucho tiempo en la cama, además, eleva los niveles de azúcar. Altos niveles de glucosa en la sangre pueden incrementar el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, complementa la profesora de la Universidad de Harvard, Susan Redline.

Asimismo, una investigación publicada en el Diario de la Sociedad Geriátrica de Estados Unidos señaló que el sueño prolongado crónico puede envejecer tu cerebro a una mayor velocidad. Este envejecimiento prematuro puede generar dificultades en el desarrollo óptimo de las actividades diarias.