Estás en: Inicio / Mundo Plus / Salud / El mal uso de dispositivos tecnológicos incrementa el número de niños miopes

Salud

El mal uso de dispositivos tecnológicos incrementa el número de niños miopes

En la actualidad, el 25% de la población es miope, según han advertido especialistas, y se espera que en el 2050 esta cifra aumente al 50% de la población, debido a que en los últimos años “se ha incrementado la miopía en los adolescentes y, además, cada año aparece a edades más tempranas”, aseguró el oftalmólogo Alfonso Martínez de Carneros, director y fundador de la Clínica Ofaltmológica Martínez de Carneros de España.

Según señaló el experto, “los niños pasan más tiempo encerrados entre cuatro paredes y están muchas horas con los ojos puestos en las pantallas de un móvil u ordenador jugando a videojuegos o en las redes sociales”.

Esta situación provoca que la vista sea forzada durante mucho tiempo sin posibilidad de relajarla mirando a largas distancias, como sucedía anteriormente cuando los niños salían más a la calle y sus ojos focalizaban distancias más largas en su entorno.

Hay estudios que aseguran que los niños que viven en zonas urbanas tienen un índice mayor de miopía que aquellos que residen en medios rurales y pasan más horas al aire libre, precisamente por esta misma cuestión.

Martínez de Carneros recomienda que la primera visita al oftalmólogo se realice a partir de los tres años de edad para descartar que tenga ojo vago, miopía, hipermetropía, astigmatismo, entre otras dolencias.

En el caso de que su vista esté dañada, la opción es ponerle gafas para que pueda ver correctamente. Las lentes de contacto son una opción posterior, cuando el niño se hace más mayor y tiene suficiente capacidad para ser cuidadoso y con responsabilidad de limpiar sus lentes

El especialista además sostuvo que la cirugía para corregir la miopía es recomendable únicamente a partir de 20 años y solo cuando la graduación del paciente se ha mantenido estable, al menos, durante un año.

Pero existen ciertos hábitos para prevenir esta enfermedad:

- Animar a los niños a jugar fuera de casa para que su vista no esté durante mucho tiempo concentrada en un solo punto, sino relajada y observando distintas distancia focales.
- Limitar el número de horas que los niños pasan delante de las pantallas.
- Si está estudiando o viendo la televisión, hacer que descanse cada media hora para que sus ojos descansen.