Estás en: Inicio / Mundo Plus / Salud / ¿El matrimonio es bueno para la salud del corazón?

Salud

¿El matrimonio es bueno para la salud del corazón?

Un reciente estudio publicado por la revista Heart señala que vivir casados puede proteger a las personas contra el desarrollo de enfermedades cardíacas, derrames u otros riesgos asociados a la muerte, mientras que los solteros y viudos corren mayor riesgo.

Según la investigación, el 80 % de las enfermedades cardiovasculares se pueden atribuir a factores de riesgo bien conocidos como la edad, el sexo, la tensión arterial, el colesterol alto, la diabetes o el tabaco, pero no está claro lo que influye en el 20 % restante.

Si bien en investigaciones previas no se comprobó el impacto del estado civil, un equipo de investigadores, entre los que figura el profesor de cardiología de la británica Universidad de Keele Mamas Mamas, han buscado datos de ya publicados para intentar aclarar este punto.

Existen varias teorías sobre por qué el matrimonio puede tener un efecto protector de la salud, entre ellas un reconocimiento más temprano de los problemas médicos y la respuesta a los mismos, mejor adherencia a los tratamientos, mayor seguridad financiera, mayor bienestar y mejores redes de amistad.

Para la investigación el equipo de especialistas empleó 34 estudios de 225 publicados entre 1963 y 2015 en los que, en conjunto, habían participado más de dos millones de personas de entre 42 y 77 años procedentes de Europa, América del Norte, Oriente Medio y Asia.

El análisis combinado de los datos reveló que los solteros, divorciados o viudos tenían un riesgo mayor (42 %) de desarrollar una enfermedad cardiovascular o de las arterias coronarias (16 %), que las personas casadas. Además, señaló que no estar casado se asociaba con “un mayor riesgo” de muerte tanto de una enfermedad coronaria (45 %) como de un derrame (55 %).

Por otro lado, el divorcio estaba relacionado con un 35 % más de riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas, mientras que en el caso de los viudos el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular era un 16 % mayor, en ambos casos tanto para hombres como para mujeres.

Lo que no señala el estudio es información sobre parejas del mismo sexo, ni sobre la calidad del matrimonio o las posibles diferencias entre convivir o estar casado.