Estás en: Inicio / Mundo Plus / Salud / El niño con fiebre

Salud

El niño con fiebre

2017-07-18 07:44:16
Niños con fiebre.

Un niño puede llegar a tener temperatura alta o fiebre varias veces al año, ya sea a causa de una infección, inflamación, por alguna vacuna o como una reacción del organismo a una enfermedad. La fiebre es el aumento temporal en la temperatura del cuerpo en respuesta a alguna enfermedad o padecimiento.

Un niño tiene fiebre cuando su temperatura está en o por encima de estos niveles:
38° C medida en las nalgas (rectal)
37.5° C medida en la boca (oral)
37.2° C medida bajo el brazo (axilar)
Para un adulto, se considerará fiebre cuando la temperatura esté por encima de los 37.2 – 37.5° C, según la hora del día.

Causas de la fiebre

Casi cualquier infección puede conllevar a una fiebre, por ejemplo; infecciones óseas (osteomielitis), apendicitis, infecciones cutáneas (celulitis) y meningitis. También infecciones respiratorias como; enfermedades pseudo gripales o resfriados, dolores de garganta, infecciones del oído, infecciones sinusales, mononucleosis infecciosa, bronquitis, neumonía y tuberculosis. Debemos incluir a las infecciones urinarias, gastroenteritis viral y gastroenteritis bacteriana.

En los niños, tampoco olvidemos que uno de los síntomas luego de las vacunas es una fiebre leve, esta no debería dar mayores problemas si dura entre uno o dos días posteriores al día de la vacunación.

Luego tenemos el periodo de la dentición durante el cual hay un ligero aumento de la temperatura del niño, la cual no debería ser superior a los 37.7° C.

Los trastornos inflamatorios también pueden causar fiebres, por ejemplo en el caso de artritis reumatoidea o lupus; además, hay que tomar en consideración que uno de los primeros síntomas del cáncer puede ser una fiebre alta, esto se da especialmente en el caso de la enfermedad de Hodgkin, linfoma no Hodgkin y leucemia. Otras posibles causas de fiebre abarcan los coágulos de sangre o tromboflebitis y algunos medicamentos como; los antibióticos, antihistamínicos y anticonvulsivos.

En conclusión las fiebres son reacciones del organismo que avisan que hay algo que no está funcionando bien y debe ser revisada oportunamente para prevenir padecimientos graves.

Recuerda siempre consultar con un especialista antes de automedicarte o darle un medicamento sin prescripción a un paciente.