Estás en: Inicio / Mundo Plus / Salud / Estas 5 estrategias pueden ayudarte a prevenir el cáncer de mama

Salud

Estas 5 estrategias pueden ayudarte a prevenir el cáncer de mama

2017-12-01 15:09:00

El cáncer de mama es el cáncer más común entre las mujeres. Aunque la tasa de supervivencia ha mejorado enormemente en las últimas tres décadas. Y aunque muchos factores de riesgo están fuera de nuestro control, todavía existe alguna forma de reducir los factores de riesgo con sencillos cambios.

A principios de este año, El WCRF se asoció con el Instituto Estadounidense para la Investigación del Cáncer para analizar más de 100 estudios que utilizan datos de millones de mujeres de todo el mundo. Encontraron pruebas contundentes de un menor riesgo de cáncer de mama con intervenciones simples en el estilo de vida. Así que ya lo ven, nunca es demasiado tarde para comenzar a llevar una rutina de vida más saludable.

1. Reduce la ingesta de alcohol
Si estás bebiendo, por tu salud, piénsalo de nuevo. Lo que estás haciendo es aumentar el riesgo de siete diferentes cánceres, incluido el cáncer de hígado. Un trago al día aumenta tus posibilidades de desarrollar cáncer de mama específicamente hasta en un 10 por ciento. Dos tragos y lo doblas hasta en un 20 por ciento. Cuando metabolizamos el alcohol, este se convierte en acetaldehído, un subproducto tóxico que puede dañar el ADN e interferir con nuestra capacidad para repararlo. Sucede algo similar con el vicio de fumar en el caso de otros tipos de cáncer.

2. Estar físicamente activo
El ejercicio reduce el riesgo de cáncer de seno y el estar inactivo lo aumenta. Los efectos protectores varían dependiendo de si usted es o no posmenopáusico, si el ejercicio es moderado o vigoroso, y cuánto tiempo dedica a la actividad física.
Es probable que haya muchas formas en que la actividad física protege contra el cáncer de mama. El ejercicio disminuye los niveles de estrógeno en mujeres posmenopáusicas y mejora el sistema inmunológico, y si usted está activo al aire libre, la exposición a la vitamina D del sol puede incluso marcar la diferencia.

3. Controla tu peso
Tener sobrepeso u obesidad durante la edad adulta es un factor de riesgo para el cáncer de mama postmenopáusico (una categoría que incluye la mayoría de los casos; se calcula que el 83% de los cánceres de mama se diagnostican después de los 50 años). Mantener un peso saludable también lo protege de otros tipos de cáncer, sin mencionar diabetes, enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular.

4. Evita la Terapia de Reemplazo Hormonal
La terapia de reemplazo hormonal (TRH) se usa para tratar los síntomas de la menopausia causados por la disminución brusca de los niveles de estrógeno, como los sofocos, la interrupción del sueño y la sequedad vaginal. Implica tomar suplementos de estrógeno como píldoras o parches, a veces en combinación con la hormona progestina. Pero los expertos estiman que la TRH, expone a las mujeres posmenopáusicas al aumento de estrógeno, y podría causar el 15 por ciento de los nuevos casos de cáncer de mama.

5. Aprende a comer bien
La evidencia que relaciona alimentos específicos con el cáncer de seno es aún muy limitada. El informe de WCRF reveló que es posible que el riesgo de cáncer de mama se reduzca al consumir vegetales sin almidón (por ejemplo, productos distintos de la papa y el maíz), productos ricos en carotenoides como zanahorias y calabaza y alimentos con alto contenido de calcio. Entonces, sabemos que comer muchas verduras es importante en una dieta balanceada para ayudar a mantener un peso saludable.

Designed by Freepik