Estás en: Inicio / Mundo Plus / Salud / Estas son las que debes y no debes hacer ante una quemadura casera

Salud

Estas son las que debes y no debes hacer ante una quemadura casera

Las quemaduras son quizá una de los accidentes domésticos más recurrentes en los hogares, estos suelen ser producidos por planchas, en la cocina con agua o aceite o por la manipulación de algún producto químico de limpieza.

Ante esta situación no todas las personas saben cómo se debe actuar y suelen buscar en internet remedios caseros para disminuir el dolor, consejos que no son siempre efectivas y podrían resultar hasta perjudiciales para tu salud.

Según Álvaro González Miranda, cirujano especialista de la Unidad de Quemados en el Servicio de Cirugía Plástica y Quemados del Hospital Universitario de la Paz, “ante cualquier tipo de quemadura, hay que aplicar frío”, como primera medida puesto que el frío alivia el dolor e impide que la quemadura progrese y penetre más la piel.

En el caso de que la quemadura se haya producido por el contacto con alguna sustancia química, el especialista señala que, no basta con sumergir la zona en agua, sino que se debe aplicar un chorro de agua constantemente durante aproximadamente 10 o 15 minutos para diluir y reducir la concentración del resto del producto corrosivo que se haya quedado en la piel.

Asimismo, el experto reveló que no es recomendable echarle zumo de limón, pasta de dientes o aceite de oliva en la quemadura, puesto que aplicar este tipo de cosas en la fase aguda de la quemadura no ayuda.

En el caso de los ungüentos, el riesgo principal, según el especialista, es exponerse a sufrir una infección, esto debido a que son productos que se tienen en casa y pueden contener bacterias o gérmenes y al ponerlo en contacto con una zona que se ha perdido piel puede generar una infección.

En la fase aguda de una quemadura no es recomendable el uso de cremas hidratantes o ungüentos, estos podrían ser usados cuando pase este estadio, para calmar el dolor y facilitar el proceso de curación. “Durante las primera horas lo único que hay que aplicar es agua”, sostuvo el cirujano.

Luego de controlar la emergencia en casa siempre hay que ir a un especialista en caso de la que la quemadura se haya producido por el contacto de con alguna sustancia química o en función de su gravedad”,

Por otro lado, el especialista explica que hay varias señales que indican la profundidad de la quemadura. La primera señal es cuando no duele, porque habría podido quedar quemadas las terminaciones nerviosas. La ausencia de dolor suele ser un criterio que nos indica cierta gravedad. En cambio, las quemaduras que duelen y escuecen mucho suelen ser más superficiales porque se conservan los nervios”, sostiene.

Otra señal de profundidad es que la quemadura esté muy blanca: por ejemplo, con las quemaduras superficiales la piel se pone muy roja o muy rosa, como ocurre con las quemaduras solares. Esto pasa porque hay mucha circulación sanguínea. En cambio, si lo que tenemos es una zona muy blanquecina y como endurecida quiere decir que se ha podido quemar la red superficial vascular de la piel y por eso está blanco.

Para el especialista, las quemaduras químicas suelen ser las más graves, porque al principio puede parecer superficial pero quedar un poco de producto que sigue actuando y puede progresar la quemadura. Y luego, hay más posibilidad de que la quemadura sea más grave con una llama, que con un agua caliente. Las escaldaduras con aceite o con agua, suelen ser más superficiales.