Estás en: Inicio / Mundo Plus / Salud / Esto es lo que demora en desaparecer el humo de cigarrillo de tu cuerpo

Salud

Esto es lo que demora en desaparecer el humo de cigarrillo de tu cuerpo

Alrededor de 4 mil sustancias tóxicas tiene el humo del cigarrillo, de estas 250 son nocivas y 50 cancerígenas. Según cifras de la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (Devida), la edad promedio del inicio de fumar es a partir de los 13 años y son aproximadamente 130 mil al año.

“El cuerpo tarda 15 años en eliminar todos los insumos del cigarro”, señaló el doctor Enrique Ferrer, cirujano torácico de Oncosalud, quien además informó que el tabaco produce intoxicación al organismo y ocasiona la aparición de enfermedades cardiovasculares y cáncer en diversos órganos del cuerpo.

Conoce a continuación la cronología del proceso de recuperación de las personas que deciden dejar de fumar:

20 minutos después de dejar de fumar: El organismo comienza a mejorar, la presión arterial y el pulso se normalizan.

24 horas después: El monóxido de carbono ha desaparecido y los pulmones empiezan a trabajar para eliminar las partículas acumuladas.

48 horas después: Las terminaciones nerviosas se adaptan a la ausencia de la nicotina y los sentidos del gusto y olfato empiezan a normalizarse.

72 horas después: Aumenta la capacidad pulmonar y la sensación de bienestar, debido a que se inicia el proceso de desinflamación de las vías respiratorias.

2 a 12 semanas después: La circulación y la tolerancia al ejercicio comienzan a mejorar.

2 a 3 meses: Desaparece la tos crónica causada por la inflamación que generó el cigarro.

3 a 6 meses: Se normaliza la capacidad de resistencia a las infecciones respiratorias.

3 a 9 meses después: La función pulmonar aumenta en un 10 % y la dificultad para respirar comienza a disminuir, mientras que va desapareciendo la nicotina ubicada en el cabello.

1 año después: El riesgo de enfermedad cardíaca desciende a la mitad en comparación con un fumador.

10 años después: Desciende a la mitad el riesgo de padecer cáncer de pulmón y disminuye la incidencia en otros cánceres localizados en la boca, garganta, esófago, vejiga, riñón y páncreas.

15 años después: El riesgo de tener una enfermedad cardíaca es igual al de una persona que nunca ha fumado.