Estás en: Inicio / Mundo Plus / Salud / Evitar enfermedades respiratorias en invierno es más fácil de lo que imaginas

Salud

Evitar enfermedades respiratorias en invierno es más fácil de lo que imaginas

Solemos asociar al frio como una de las principales causas de los males respiratorios; sin embargo, las bajas temperaturas no son las causantes de las enfermedades que se vienen presentando, pero sí ayudan en preservar los virus que las causan, los mismos que pueden ser neutralizados con las medidas de higiene y alimentación adecuada.

El epidemiólogo Jorge Samamé, del Instituto Carrión, señala que son muchas las acciones que podemos poner en práctica para prevenir el contagio, reduciendo considerablemente la posibilidad de enfermarnos en invierno, estación que ha empezado a registrar las temperaturas más bajas de los últimos diez años. Entre las que mencionó:

1. Lavarse las manos. Hacerlo frecuentemente es beneficioso debido a que es la forma más sencilla y económica de deshacerse de los gérmenes.

2. No tocarse la cara. Los virus ingresan al cuerpo por la nariz, la boca y los ojos. Enseñe a sus hijos a mantener las manos lejos de estas áreas.

3. Tener presente la vacunación. Ayuda a prevenir enfermedades estacionales que aparecen en invierno (Influenza, Sincitial.

4. Llevar una dieta saludable. Consumir frutas y verduras. Esto ayudará a estimular el sistema inmunológico.

5. Dormir las horas adecuadas. Se dice que la privación del sueño duplica el riesgo de enfermarse de resfrío o gripe.

6. Mantener la actividad física. Mantener la energía y controlar el estrés, que es doblemente importante durante la temporada de resfriados y gripe.

7. Respetar las normas de guarderías y colegios. Estas indican que los niños con síntomas de enfermedad dejen de asistir para evitar el contagio de otros menores.

8. No compartir cubiertos ni vasos. Tenga buenos hábitos de limpieza.

9. Cubrirse al toser y/o estornudar. Utilice papel descartable o el pliegue del codo a la hora de estornudar.

10. Ventilar los ambientes para eliminar el virus. Los lugares hacinados o cerrados son ideales para la propagación de gérmenes.
Mantenga las ventanas abiertas por la mañana para matar a los virus que se encuentran concentrados en un lugar.