Estás en: Inicio / Mundo Plus / Salud / Glutamato: el aditivo que impide perder peso y hace a los niños hiperactivos

Salud

Glutamato: el aditivo que impide perder peso y hace a los niños hiperactivos

Las personas han tomado mayor atención por los productos que colocan en su mesa. Debido a esto se han prendido las alertas alimenticias como la que tiene el uso de los alimentos ultraprocesados, un tipo de alimentos que incluso ha generado en las redes sociales un movimiento por la “comida real”, el cual está siendo liderado por nutricionistas.

Algunas sustancias también están bajo la lupa de los expertos, tal es el caso del glutamato monosódico (MSG), un potenciador del sabor utilizado principalmente en ultrapocesados.

Aunque el problema este en el producto final, el ultraprocesado, este aditivo puede contribuir a aumentar la palatabilidad, y por tanto, la apetencia por esos productos, inhibiendo nuestra saciedad y facilitando un consumo excesivo, señaló el nutricionista Carlos Ríos, uno de los líderes del movimiento pro comida real y que cuenta con gran cantidad de seguidores en redes sociales.

“Los niños pequeños son más sensibles al daño en los aditivos, especialmente colorantes artificiales y glutamato monosódico. Hay más riesgo de que crucen la barrera hematoencefálica y lleguen al cerebro provocando en individuos sensibles a ello, hiperactividad o déficit de atención”, aseguró el nutricionista en un encuentro que mantuvo con sus seguidores a través de la aplicación Instagram y en el que los usuarios de esta red le mostraron sus preguntas y preocupaciones acerca de su alimentación y su estilo de vida.

Cabe señalar que los nutricionistas hacen hincapié en la necesidad de que las dietas que se afrontan para perder peso vayan más enfocadas a un cambio en el estilo de vida. Perder peso, aseguran, estos profesionales, sólo debe ser una excusa para que cambies por completo tu alimentación introduciendo, por ejemplo, la fruta como un básico en tu día a día.

Además los expertos critican que la sociedad sea cada vez más sedentaria y llaman a seguir las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud que exige que se camine al menos unos 15.000 pasos cada día haciendo más de media hora de ejercicio todos los días. Sin excusas de ningún tipo. Todo ello podría ayudar a reducir la obesidad y cientos de enfermedades asociadas al exceso de peso.