Estás en: Inicio / Mundo Plus / Salud / Lipedema: la desconocida enfermedad que afecta al 11% de mujeres en el mundo

Salud

Lipedema: la desconocida enfermedad que afecta al 11% de mujeres en el mundo

Conocida como síndrome de la inflamación, la lipedema es una enfermedad crónica que afecta en mayor parte a las mujeres y se caracteriza por la alteración en la distribución de la grasa, que se acumula de manera anormal y simétrica sobre todo en los miembros inferiores, desde la cadera hasta los tobillos, pero también se puede presentar en los miembros superiores.

Normalmente es confundida con la celulitis, si bien están relacionadas son diferentes y con la obesidad y linfedema (acumulación anormal de líquido en el tejido blando debido a una obstrucción en el sistema linfático).

Aunque hay pocos estudios acerca de sus causas, patologías y epidemiología, existen casos frecuentes en varios miembros de una misma familia que hacen suponer que hay factores genéticos implicados.

¿Cómo identificar si padeces de esta enfermedad?

piernas-hinchadas

Esta patología tiene como una de sus características principales la hinchazón simétrica de las piernas, que altera la silueta de forma que hay una desproporción entre las piernas. Además presenta:

- Dolor en los tejidos blandos en reposo, al caminar o al tocarlos.
- Súbita acumulación de grasa lipedémica, desde la cintura hasta las rodillas o los tobillos.
- Los pies no se ven afectados.
- La grasa se acumula en nódulos o almohadillas que ejercen presión en las articulaciones, hasta el punto de no poder caminar con normalidad.
- La piel pierde su elasticidad.
- Aparecen edemas y moretones.
- Sensación de frío constante.
- Fatiga.
- La piel adquiere una textura similar a la goma.
- Hipersensibilidad al dolor.
- Dolor crónico y deterioro progresivo de la movilidad.

Dos factores que, sumados a los problemas de imagen corporal, generan sentimientos de abatimiento, rabia y tristeza hasta el punto de desarrollar una depresión.

Si tiene alguno de estos síntomas es fundamental un adecuado diagnóstico médico. En ocasiones es necesario realizar analíticas de sangre, estudios del sistema venoso (eco-Doppler venoso), pruebas de imagen o una linfografía, para descartar alteraciones linfáticas asociadas.

Tratamiento

drenaje linfatico manual

Es fundamental diagnosticar a tiempo la enfermedad para recibir una asesoría adecuada. Si bien no existe un tratamiento farmacológico específico, hay tratamientos que evitan la progresión de la enfermedad.

Las dietas no curarán la situación, pero sí se necesita un control del peso y el índice de la masa corporal. Asimismo, la terapia física combinada, o sea, el drenaje linfático manual, la presoterapia secuencial intermitente, la compresión adecuada y el ejercicio son esenciales. La natación es uno de los deportes que suele dar buenos resultados.

Debido al alto desconocimiento de esta enfermedad será tema de uno de los focos principales del XVIII Congreso Internacional de Flebología y Linfología del Colegio Argentino de Cirugía Venosa y Linfática, que se realizará del 6 al 8 de junio próximo en Buenos Aires.