Estás en: Inicio / Mundo Plus / Salud / Otoño: Planifica tu alimentación para no engordar durante las bajas temperaturas

Salud

Otoño: Planifica tu alimentación para no engordar durante las bajas temperaturas

Los cambios de estación suelen venir acompañados con modificaciones en los hábitos alimenticios, no solo en el menú diario, sino en la cantidad de comida que ingerimos a diario.

Si estás buscando bajar de peso en esta temporada con una dieta equilibrada o baja en caloría debes tener en cuenta algunos aspectos para no afectar tu salud.

En primavera y verano se consuman más frutas y verduras frescas, mientras que en otoño e invierno predominan las comidas con más contenido calóricos, como para equilibrar temperatura y darle más energía a nuestro organismo.

Cada personas tiene un requerimiento energético diario diferente de acuerdo a las actividades o condiciones en las que se encuentre, por ejemplo actividades físicas, cómo digiere lo que come, si tiene fiebre o si sufre algún desequilibro hormonal.

“En invierno y verano el organismo trabaja activamente para regular la temperatura corporal, siempre consumiendo energía”, explicó la licenciada en Nutrición y especialista en nutrición deportiva Karen Cámera a Infobae.

Un mito importante que solemos escuchar es que en invierno se come más que en verano. Esa suposición o “excusa” que permite comer más kilocalorías en invierno puede llevar a un sobrepeso no deseado, que al cambiar la estación sorprende con el deseo repentino de volver a bajarlo. Y todo se vuelve un círculo vicioso del cual es difícil salirse.

“Si luego de un día frío deseamos una cena caliente, podemos elegir una sopa natural de verduras y legumbres o carne magra (roja o blanca) con ensalada tibia de verduras cocidas o fideos, también arroz integral combinados con vegetales, todo platos de moderada a baja densidad calórica. Cazuelas, guisos y purés se pueden consumir si elegimos bien los ingredientes y formas de preparación”, recomendó Cámera.

Además, recomendó que, para evitar los cambios de peso estacionales, “no se debería permitir cambios tan marcados en la ingesta de calorías, y siempre asesorarse con un profesional idóneo sobre cuál es el requerimiento energético individual, y los alimentos y formas de preparación más adecuados para las distintas estaciones, según los gustos de cada uno”, recomendó la especialista.
Fuente: Infobae