Estás en: Inicio / Mundo Plus / Salud / Recomendaciones para usar una laptop sin dañar tu columna

Salud

Recomendaciones para usar una laptop sin dañar tu columna

Las computadoras portátiles o laptops se han convertidos en la herramienta de trabajo o estudios de gran cantidad de personas. Si bien son fáciles de transportar y se adecuan a cualquier espacio para ser utilizadas, podrían causar graves daños a nuestras espaldas si no tomamos las precauciones adecuadas y las usamos correctamente.

Investigaciones que datan del 2010, como la realizada por la Universidad de Carolina del norte, advirtió el auge de estos dispositivos móviles entre estudiantes y las posibles consecuencias negativas de su uso.

“Cuando trabajas con una computadora, tu cuerpo debe formar ángulos de 90 grados en tus codos, rodillas y caderas. Mientras tanto, tus ojos deben mirar hacia adelante en el tercio superior de la pantalla”, según señala Kevin Carneiro, médico del Departamento de Medicina Física y Rehabilitación de la Facultad de Medicina de la Universidad de Carolina del Norte.

En el caso de las computadoras portátiles, no se puede colocar de manera independiente, así que no se puede respetar la anterior recomendación. Lo ideal sería conectar la laptop a otro monitor y teclado, elevando la pantalla a un nivel superior.

Para reducir los daños que podrían producir el uso de este tipo de computadoras, la citada universidad brindó ocho consejos que deberías tomar en cuenta:

1. Al comprar una laptop hay que tener en cuenta el peso del dispositivo. Incluidos los accesorios, como el cable de alimentación, la batería de repuesto o el disco duro externo. Si eres un estudiante, recuerda que llevarás pesados libros de texto además de la máquina.

2. En casa, usar una silla ajustable con respaldo.

3. Al usar la laptop hay que colocarla directamente frente a nosotros en el escritorio. Ajustada para que puedas leer la pantalla sin doblar el cuello mediante un accesorio que la eleve.

4. Hay que configurar el mouse para que la muñeca esté en una posición neutral. Las muñecas y codos deben estar en una posición adecuada.

5. Es conveniente tomar descansos cortos cada 20 minutos para permitir que los músculos descansen en una posición diferente.

6. Durante los descansos es bueno ajustar su postura encogiendo su hombro y girando suavemente la cabeza de un lado a otro.

7. Debemos estar atentos a estas señales de advertencia: dolor en el cuello y los hombros, dolores de cabeza en la parte superior de la cabeza, dolor en la muñeca u hormigueo en los dedos, especialmente en el pulgar. Estos síntomas indican que necesita tomar descansos más frecuentes, ajustar la postura o consultar a un médico.

8. Es bueno mantenerse hidratado. Beber mucha agua mantiene los discos de la espalda lubricados y saludables. Y no hay que olvidar de hacer ejercicio todos los días.