Estás en: Inicio / Mundo Plus / Salud / Salud - ¿Sabes qué es una fractura por estrés?

Salud

Salud - ¿Sabes qué es una fractura por estrés?

2017-06-12 18:01:59

Generalmente las fracturas tienen como origen una caída o golpe traumático. Sin embargo, existen otro tipo de lesiones que son llamadas, fracturas por estrés.

Estas fracturas se dan a causa de esfuerzo constante o por fatiga, en las que se generan pequeñas roturas o micro traumatismos en los huesos debido al impacto repetitivo del sobreuso.

Una fractura por estrés viene acompañada de dolor por lo que suele confundirse con lesiones musculares comunes, este tipo de roturas están normalmente asociadas al deporte y suelen ocurrir en los huesos de la parte inferior de la pierna y el pie, como la tibia y el peroné, los metatarsos, el talón y el tobillo.

fractura-estres2

El tejido óseo tiende a “autorepararse” cuando se producen ciertos daños, generalmente se necesitará entre 2 a 3 semanas de recuperación con descanso. Pero cuando las agresiones o el “estrés” sobre el hueso es demasiado consecutivo, el equilibrio de lesión-reparación puede perderse y dar paso a una fractura debida al sobre esfuerzo.

Quienes suelen estar más expuestos a este tipo de lesiones son; los corredores, bailarines, tenistas, futbolistas y quienes hacen caminatas de larga distancia (incluido el personal militar). Pero también podemos incluir en esta lista a quienes tienen deficiencia en la densidad ósea como; pacientes con osteoporosis y adultos mayores.

Este tipo de fracturas son más comunes entre mujeres que entre hombres, debido a los desequilibrios hormonales que pueden reducir la mineralización de los huesos y afectar a su capacidad de resistencia ante el estrés del uso repetitivo.

fractura-estres1

Entre los deportistas existen factores que favorecen la aparición de este tipo de dolencias:

• Incremento desordenado de la duración, intensidad o frecuencia de la actividad.
• Inadecuado período de descanso entre los esfuerzos.
• No respetar una etapa de adaptación gradual a las cargas tras una etapa sin actividad.
• Cambios bruscos en la superficie de realización de la actividad (el paso de superficies blandas a más duras)
• Alteraciones en los gestos técnicos deportivos.