Estás en: Inicio / Mundo Plus / Salud / ¿Tomar pastillas anticonceptivas y hacer ejercicios es una mala combinación?

Salud

¿Tomar pastillas anticonceptivas y hacer ejercicios es una mala combinación?

Una de las actividades más recomendadas para mantenerse saludables es hacer ejercicios, especialmente si se quiere disminuir de peso, aumentar la masa muscular o para ser deportista de alto rendimiento, pero en el caso de las mujeres esto se complicaría si se está consumiendo pastillas anticonceptivas.

Estas píldoras hormonales son recetadas a adolescentes y jóvenes como tratamientos para periodos irregulares o ausentes, para dolores mestruales, acné, endometriosis, y para síndromes como el de Ovario Poliquístico.

Si bien tiene un gran resultado para este tipo de problemas ginecológicos, pueden ser causante de bajo rendimiento, pérdida de fuerza o poco aumento de músculo tras el deporte.

Según explica Carlos Zúñiga, ginecólogo y embajador de Reebok, “las personas creen que si los deportistas varones utilizan testosterona o anabólicos van a tener mejor respuesta en el deporte, pero en las mujeres es al revés con las pastillas anticonceptivas pues los estrógenos producen disminución de masa muscular”.

Zúñiga además precisó que desde hace años se estudia y se sabe que un atleta que las consume [anticonceptivos] va a tener menor rendimiento que una que no, porque las hormonas femeninas tienen impacto directo en los músculos esqueléticos y producen riesgo de lesiones articulares, disminución del sistema músculo-esquelético, problemas en las rodillas, coordinación neuromuscular, postura, entre otros.

Por otro lado, los anticonceptivos orales con estrógenos pueden causar un ligero incremento en el riesgo de desarrollar coágulos o trombos en las piernas.

“Las hormonas tienden a provocar más riesgos de generar coágulos y trombos en la sangre, afectan a la lasitud, si ella no tiene buena coagulación se pueden producir embolias, derrames cerebrales y es que afecta directamente la distribución de la sangre. A esto se agrega que te generan poca fuerza, aparición de várices en las piernas y con el paso de los años molestias muy variadas como dolor de cabeza, mareos, náuseas, entre otros. Para identificar problemas, una mujer deportista que consuma las pastillas debe estar en comunicación constante con su ginecólogo”, precisó el especialista.

¿Qué hacer si se practica deporte de alto rendimiento?

Como ya se señaló, las anticonceptivas modifican los perfiles hormonales y dificultan la formación de masa muscular de las mujeres que las toman y así lo demuestran diversos estudios. Por ello, muchas deportistas optan por métodos anticonceptivos no hormonales como dispositivos intrauterinos o uso de preservativos.

Para una atleta de alto rendimiento sería una mala idea usarlas. No es beneficioso para nada, al contrario, resultan contraproducentes para el deporte, sostuvo Zúñiga.