Estás en: Inicio / Mundo Plus / Salud / Vitamina D: La importancia de su consumo para su salud

Salud

Vitamina D: La importancia de su consumo para su salud

La vitamina D es conocida primordialmente por su utilidad para mantener los huesos fuertes, ya que ayuda al cuerpo a absorber y mantener un nivel adecuado de otros dos nutrientes importantes para la salud ósea, nos referimos al calcio y el fosfato, la cual se obtiene de la luz solar, cuando los rayos ultravioletas (UV) tocan la piel.

A través de alimentos como en los fortificados (leche y cereales) y peses grasos (salmón, atún y caballa) se puede obtener vitamina D, esto gracias al funcionamiento del hígado y los riñones que, mediante reacciones químicas, transforman la vitamina D para que el cuerpo pueda usarla.

Según los especialistas, los adultos deben consumir 600 unidades internacionales de vitamina D al día, cifra que aumenta a 800 en las personas mayores de 70 años.

El déficit de esta vitamina es la causa de los trastornos de desmineralización ósea, como el raquitismo en los niños y la osteomalacia en los adultos, afecciones que pueden llevar a padecer de huesos blandos, músculos adoloridos, movimientos dolorosos a fracturarse. Además, contribuye a que se produzca la osteoporosis.

Pese a que existen estudios que la relacionan a la falta de esta vitamina a varias enfermedades y afecciones como el cansancio, depresión dolor crónico, cardiopatías, trastornos autoinmunitarios, infecciones, problemas metabólicos y cáncer, los ensayos clínicos sobre los suplementos de vitamina D no han podido mostrar beneficios en personas con estos padecimientos.

El déficit de vitamina D en adultos se suele dar por este tipo de razones:

Afección crónica. Como la enfermedad inflamatoria del intestino y la enfermedad celíaca, o haberse sometido a la cirugía bariátrica pueden afectar la absorción o el procesamiento de la vitamina D pueden alterar los niveles que circulan en la sangre.

La obesidad también reduciría o, quizá, diluiría los niveles de vitamina D, y los problemas crónicos del hígado o de los riñones pueden interferir con la conversión de esta vitamina, igual que medicamentos como anticonvulsivos y los glucocorticoides.

Menos síntesis en la piel. La gran cantidad de melanina, en las pieles más oscuras, tiene mayor déficit de vitamina D, porque resta la capacidad de producirla a partir de la luz solar. Asimismo, el uso de protectores solares, ropa protectora y otras medidas contra los rayos UV que obstruyen la exposición de la luz solar.

Limitada exposición al sol. Las personas pasan poco tiempo al aire libre tienen niveles más bajos de vitamina D. Es necesario al menos estar expuestos 15 minutos diarios, entre las 10:00 y las 15:00 horas, tres veces por semana.