Estás en: Inicio / Mundo Plus / Viajes / Consejo viajero: ¿Qué comidas llevar a una excursión?

Viajes

Consejo viajero: ¿Qué comidas llevar a una excursión?

Para una aventura viajera son muchas las consideraciones que debemos tomar en cuenta dependiendo el lugar para poder realizar una excursión gratifica y sin contratiempos.

Si deseas respirar aire puro y vivir una experiencia distinta una excursión a alguna loma o montaña de la ciudad será la opción perfecta. Además de llevar ropa de abrigo y calzado adecuado para caminatas, hay que tener en claro cuál será el recorrido y su longitud, debemos darle especial atención a la comida que vamos a llevar.

Lo principal es escoger los alimentos que resistan el viaje y las condiciones meteorológicas de la zona que visitemos, para no llevar alimentos que se vayan a estropear durante el recorrido y abastecernos de la cantidad necesaria y no llevar de más, que podría ocupar demasiado espacio y volvería nuestra mochila de viaje más pesada.

A continuación te daremos dos alternativas de alimentación que puedes tomar en cuenta para una excursión de un día y la otra de una de más larga:

Excursión de un día

Esta es la opción más sencilla, porque no es necesario llevar utensilios de cocina ni cargar demasiada comida. Opta por alimentos que no peses mucho para que no dificulten la caminata y que sean nutritivos para que puedas tener la energía necesaria como:

– Ensalada de pasta: combínala con proteínas como el atún o el pollo, y los vegetales que prefieras. Este plato resiste las horas de excursión perfectamente, y resulta muy apetecible y reconfortante cuando al fin te sientas a comer después de una buena caminata.

– El clásico bocadillo de pan y embutido: son muy nutritivos y pesan poco, además que son los preferidos hasta del estómago más exquisito. Con un buen bocadillo, sin lugar a dudas, podrás afrontar tu excursión sin ningún problema.

– Barritas energéticas: las hay masticables y en forma de gel. Son una buena fuente de energía, como su propio nombre indica, por si necesitas un refuerzo a medio camino.

– Frutas: elige aquellas que puedas llevar enteras y lavadas, como plátanos, manzanas, uvas o mandarinas.

Excursiones más largas:

En esta situación la preparación deberá ser más delicada. Hay que considerar opciones ligeras y alimentos no perecederos más allá del primer día. Si la duración será hasta de tres días deberá considerar llevar una pequeña olla para cocinar y hervir agua para afrontar el frío de la noche. Entre lo que debes llevar considera:

– Embutidos: llévalos en lugar de carne para darle a tu nuestro organismo la proteína necesaria. Puede ser pavo, jamón, salchichón o salchichas.

– Arroz blanco cocido: aguanta bien dos o tres días y puedes mezclarlo con otros alimentos en el momento en que vayas a comerlo.

– Pasta cocida: si no le añades ningún tipo de salsa aguanta bien, al igual que el arroz, y puedes añadirle la salsa que lleves envasada.

– Purés de frutas y verduras: existen opciones saludables, como las que toman los bebés, que te vendrán muy bien.

– Conservas de pescado o carne: llévalas en porciones individuales. Puedes tomarlas solas o combinadas con el arroz y la pasta: atún, pavo, sardinas, etc.

– Pan y cereales listos para tomar: busca uno que aguante unos días, como por ejemplo el de centeno. Para tu comodidad puedes llevarlo ya cortado en rebanadas.

– Snacks de distintos tipos: te permitan recuperar la energía cuando no haya tiempo para detenerse: frutos secos, chocolate, frutas o aceitunas.

En ambos caso lo que no debes olvidas es llevar una buena reserva de agua, a pesar de ser pesada y ocupar mucho espacio es fundamental para mantenerte hidratado mientras dure la excursión. Además, puede llevar bebidas isotónicas por si notas deshidratación o sufres alguna molestia estomacal, o alguna azucarada como zumos o batidos para recuperar energía de forma rápida.