Estás en: Inicio / Mundo Plus / Viajes / Estos son los 10 lugares que no te puedes perder en París

Viajes

Estos son los 10 lugares que no te puedes perder en París

2017-12-04 10:48:00

¿Planeando una visita a la Ciudad de la Luz? Desde la Mona Lisa hasta la Torre Eiffel, aquí te contamos las mejores atracciones que no puedes dejar de visitar en tu próximo viaje a París.

1. Notre-Dame
El corazón de Francia, tanto geográfica como espiritualmente, la Catedral de Notre-Dame es una elección natural para comenzar nuestra lista de las 10 mejores cosas que hacer en París. Después de que el Papa Alejandro III pusiera la primera piedra en 1163, fue casi destruida durante la Revolución Francesa, esta obra maestra gótica fue restaurada en 1841-64 por el arquitecto Viollet-le-Duc.
Una visita obligada en la Catedral de Notre-Dame es el Portal de la Virgen.

2. Museo del Louvre
Uno de los museos más impresionantes del mundo, el Louvre contiene unos 35,000 objetos invaluables. Construido como fortaleza por el rey Philippe-Auguste en 1190, Carlos V (1364-1380) fue el primer rey en convertirlo en su hogar.
De visita obligada en el Museo del Louvre: La Mona Lisa de Leonardo Da Vinci, es posiblemente la pintura más famosa del mundo.

3. Torre Eiffel
El símbolo más distintivo de París, la Torre Eiffel (Tour Eiffel) surgió en el horizonte de la ciudad en 1889 como parte de la Exposición Universal. Con 312 metros de altura, fue el edificio más alto del mundo hasta que fue superado por el Empire State Building de Nueva York en 1931.
No te pierdas su sistema de iluminación de 200,000 vatios que la hace la vista nocturna más espectacular de París.

4. Sacre-Coeur
Una de las imágenes más fotografiadas de la ciudad, el espectacular perfil blanco de Sacre-Coeur (Sagrado Corazón) vigila a París desde su punto más alto. La basílica fue construida como un monumento a los 58,000 soldados franceses muertos durante la guerra franco-prusiana (1870-71) y demoró 46 años en construirse.
No dejes de visitar la gran cúpula rodeada por vidrieras. Desde aquí hay una gran vista de todo el interior.

5. Museo de Orsay
Esta maravillosa colección abarca una variedad de formas de arte del período 1848-1914, incluida una magnífica sección de impresionistas. Su ubicación, en una estación de tren convertida, es igualmente impresionante.
De visita obligada en el Museo de Orsay: la estrella de la colección es Vincent Van Gogh (1853-1890).

6. Arc de Triomphe
El mejor día para visitar el arco más conocido del mundo es el 2 de diciembre, la fecha que marca la victoria de Napoleón en la batalla de Austerlitz en 1805. El arco es un punto focal para numerosos eventos públicos.
No dejes de tomar el ascensor o subir los 284 escalones hasta la cima del Arco de Triunfo ofrece a los visitantes una vista sublime de París. Al este está el magnífico Champs Elysees y al oeste está el Grande Arche de La Defense. (Recuerda que después del ascensor todavía hay unos 40 escalones que subir).

7. Centro Georges Pompidou
El Centro Pompidou es una de las piezas de arquitectura moderna más famosas del mundo, se inauguró en 1977, hoy alberga el excelente Museo Nacional de Arte Moderno, así como un cine, una biblioteca, tiendas y espacio para espectáculos. La explanada exterior es un lugar de reunión popular para turistas y lugareños por igual.
Visita la colorida fuente Stravinsky.

8. El Panteón
Hoy, el hermoso edificio Pantheon de la ciudad es un apropiado lugar de descanso final para las grandes figuras de la nación.
De visita obligada en el Panteón: no te pierdas el péndulo de la cúpula del Panteón.

9. Sainte-Chapelle
Esta obra maestra gótica, construida por Luis IX (1214-1270), es considerada la iglesia más hermosa de París, entre otras cosas por sus 15 vidrieras que se elevan 15 metros hasta un techo abovedado cubierto de estrellas.
Sitio imperdible: El oratorio donde podía asistir a la misa sin ser visto el rey.

10. Hotel des Invalides
Los “invalides” para quienes se construyó este imponente hotel fueron soldados heridos de fines del siglo XVII. Louis XIV hizo construir el edificio entre 1671 y 1678, y los veteranos todavía están alojados aquí, aunque solo una docena más o menos en comparación con los 6.000 originales. Visita obligada en el Hotel des Invalides: La Tumba de Napoleón, donde su cuerpo fue traído de Santa Elena en 1840, unos 19 años después de su muerte. Descansa en “a orillas del Sena”, como era su deseo personal.