Estás en: Inicio / Mundo Plus / Viajes / Rusia 2018: consejos para viajar al mundial y no quedarte endeudado

Viajes

Rusia 2018: consejos para viajar al mundial y no quedarte endeudado

¿Eres de los suertudos que se irán a Rusia a ver los partidos del mundial o estás aún en duda en ir? Pues toma atención a nota y conoce todos los trucos para que el viaje al encuentro deportivo del año no te deje endeudado y disfrutes de tu visita.

El evento futbolístico se desarrollará del 14 al 15 de julio el cual se desarrollará en un país fascinante por su historia, extensión y cultura. Pero el cambio de moneda, el transporte, la comida y hospedaje son uno de las grandes preocupaciones para quienes irán a esa parte del mundo a participar de esta fiesta deportiva.

Si bien Moscú y San Petersburgo son ciudades caras, con las siguientes recomendaciones podrás ahorrar algunos soles y no perderte nada de lo que estés país tiene para sus visitantes.

Transporte

tren

El ferrocarril es la mejor opción para viajar seguro y de manera económica dentro de Rusia. Lo recomendable es comprar los billetes de viaje directamente en la web de RZD, la compañía nacional de ferrocarriles rusos, para lo cual deberás darte de alta como usuario. Otra opción en castellano es Russiantrain.

Otro dato importante es que si los trayectos son largos debe considerar ir de viaje durante la noche para evitar pagar por hotel y ahorrar, ya que los ferrocarriles cuentan con camas.

Para desplazarse dentro de la ciudad hazlo dentro en el transporte público, el metro es barato y eficiente, y está en seis de las sedes en Moscú, San Petersburgo, Kazán, Nizhni Nóvgorod, Samara y Yekaterimburgo. En Volgogrado existe un tranvía de alta velocidad llamado “metrotam”, los que estarán abierto las 24 horas del día, informó el gobierno ruso.

El precio de los billetes está desde los 22 a los 55 rublos. Además puedes acceder a un billete multiusos válido para realizar viajes ilimitados en cualquier tipo de transporte.

Comer

comida

La gastronomía rusa no tiene por qué ser caro. Una opción barata son en los puestos callejeros con una especialidad llamada rulé y los establecimientos de comida rápida que por unos cuatro y cinco euros aproximadamente se puede comer correctamente y por un poco más se puede probar comida fast food de las cadenas rusas Teremok y Kroshka Kartoshka, donde sirven blinis y patatas rellenas respectivamente.

Otra opción es comer es en restaurantes tipo bufet, comidas elaboradas por 10 o 20 euros. Y por último queda la alternativa de ir a una cantina donde los platos son caseros y pueden ser degustados desde los cinto euros o un supermercado donde vendan comida al peso.

Hospedaje

Los cuartos de hotel están entre subiendo de precio por la demanda, la mejor opción para los presupuestos ajustados son los hostales, el precio suele ser baji, entre cinco y diez euros. La ventaja de estos hospedajes es que están bien ubicados y suelen tener cocina equipada, baños y duchas compartidas.

Otra opción es alquilar un departamento en páginas como Windu o Airbnb, esto considerando que sean varias personas.
En la web rusa Ostrovok podrás consultar alojamientos, ofertas y también en la página Visit Russia y los consejos de alojamientos de la FIFA.

Turismo

Museo Hermitage san Petersburgo

Fuera de las grandes capitales casi todo es gratis o cuesta muy poco. De esta manera podrás ingresar a la mayoría de iglesia, parques y monumentos importantes que son gratuitos, a diferencia de las catedrales.

En el caso de los museo estos tienen días de ingreso libre, por ejemplo: en el Hermitage en San Petersburgo es el primer jueves de cada mes, mientras que en la Nueva Galería Tretyakov en la capital rusa en los miércoles. Normalmente el tercer domingo de mes es gratuito en muchos museos. Para más información revisar la web Civitatis.

Conexión a internet

conexión

Si bien hay muchos hoteles, cafeterías, y zonas públicas que disponen de conexiones wifi gratuita, pero si quieres estar siempre conectado lo mejor es comprar una tarjeta SIM rusa. Por siete euros podrás comprar una tarjeta prepago con datos y/o llamadas en multitudes de tiendas como MTS, MegaFon y Beeline, que se encuentran fácilmente por la calle.