El plátano es una fruta muy versátil que nos permite hacer una gran variedad de postres. A continuación te presentamos una nueva opción para endulzarte con este fruto.

Ingredientes:

Plátanos acaramelados:

3 plátanos de seda bien firmes
½ taza de azúcar
1 cucharada de mantequilla
1 cucharada de canela
Jugo de 1 limón
Vainilla a gusto
Un chorrito de ron
Un chorro de agua
Masa wantán c/n
1 huevo batido
Aceite vegetal
Papel absorbente

Salsa de chocolate:

150 gramos de chocolate de cobertura bitter
1 cucharada de aceite de coco
200 ml. de leche evaporada

Preparación:

Plátanos acaramelados

Se tiene que hacer en 2 tandas.

1. Cortar en rodajas medianas los plátanos, echarles jugo de limón.

2. Derretir la mitad del azúcar en una sartén hasta que esté dorada clara.

3. Echar una cucharada de mantequilla y mezclar para que se suelte el caramelo.

4. Agregar las rodajas de plátano y mezclar con cuidado para que se acaramelen pero que no se hagan puré.

5. Echar canela y vainilla. Luego un chorrito de ron y un chorrito de agua. Sacar del fuego, separando los plátanos de la salsita que se formó.

6. Reservar esta salsita y acaramelar otro grupo de plátanos.

Armado

7. Poner masas de wantán sobre la mesa y poner una rodaja de plátano sobre cada una.

8. Pintar la masa con el huevo batido usando una brocha. Doblar la masa wantán y cerrarla bien usando los dedos y presionando. C
9. Cortar el exceso de masa con un cortador. Si el cortador tiene bordecitos tendrá un mejor acabado.

10. Freir en aceite caliente hasta que estén dorados. Escurrir en papel absorbente.

Salsa de chocolate

11. Poner todos los ingredientes en una olla y mezclar hasta que quede como una salsa. Si uno la guarda en la refrigeradora, va a ponerse más espesa así que le echan más leche justo antes de querer usarla y la calientan.

12. Para servir se echa la salsa en un pocillo chiquito y los ravioles van en el plato espolvoreados con azúcar en polvo. Así cada persona moja sus ravioles en la salsa de chocolate.