Si las ensaladas te parecían aburridas, esta receta te hará cambiar de opinión, porque sentirás una explosión de sabores.

Ingredientes:

Lechuga lisa
¼ pepino
1 palta
Praliné de pecanas o nueces

Tomates confitados:

10 tomates bien rojos y firmes
¾ de taza de aceite de oliva
1/2 cebolla blanca chica picada chiquito
4 dientes de ajo enteros
Sal, pimienta
5 cucharadas de azúcar
Hierbas: albahaca picadita, romero, tomillo, orégano, laurel

Vinagreta de balsámico, miel y mostaza:

¼ de taza de vinagre balsámico
2 cucharadas de miel de abeja
1 cucharada de mostaza Dijon
Sal y pimienta
¾ de taza de aceite de oliva
Un chorro de agua

Preparación:

Lavar, secar y cortar la lechuga con las manos y acomodar en una ensaladera. Lavar el pepino y cortar en rodajas delgadas con piel y cortar en medias lunas. Pelar la palta y cortar en dados o pedazos chicos. Agregar los tomates confitados, mezclar para que se distribuya todo bien en la ensaladera. Mezclar todo en la ensaladera.

Echar un poco de vinagreta encima y lo demás poner en una salsera.

Tomates confitados:

Pelar los tomates, sacar las semillas y cortar en pétalos (usar tomates bien rojitos y firmes). Poner en un tazón con todos los ingredientes y mezclar bien. Tienen que estar un poco dulces, por eso el azúcar es a gusto.

Acomodar los pétalos de tomate en un pírex, uno al lado del otro, no uno encima del otro. Y rociar con el aceite de oliva. Poner al horno por una hora u hora y media, a 200°F. Apagar el horno y dejar que se enfríen ahí mismos. Estos tomates sirven para sándwiches,ensaladas,pastas, etc. El aceite que usaste para prepararlos lo usas para vinagretas. Estos tomates se pueden hacer varios días antes.

Vinagreta de balsámico, miel y mostaza:

En un bowl poner el vinagre, sal, pimienta, la miel y mostaza. Agregar el aceite de oliva lentamente y en forma de hilo hasta que se una y la vinagreta esté espesita. Soltarla con un poco de agua fría. Y probar que esté bien de dulce. Esta vinagreta dura semanas refrigerada, agitarla bien.