Se ha copiado la url

Adoptar un perro anciano podría convertirse en la mejor experiencia de tu vida

Estadounidense dedica su vida adoptar perritos que nadie quiere

Lunes 16 de Septiembre, 2019
Loading...
Adoptar un perro anciano podría convertirse en la mejor experiencia de tu vida
(Foto: iStock)
1 de 3

Adoptar un can anciano podría convertirse en la mejor experiencia de tu vida, aquí te diremos 10 motivos para hacerlo.

El cuidado de los animales no es nada fácil y es que al igual que la personas, tienen necesidades y cuidados diferentes con el pasar de los años.

En muchos casos, por la irresponsabilidad o falta de compromiso de algunos dueños, estos pequeños amigos de cuatro patas terminan en la calle o en algún albergue.

Si bien, poco a poco, la cultura de la adopción se está popularizando cada día más, los perros más buscados son los cachorros o jóvenes, y es aquí donde llevan la peor parte los canes ancianos, los cuales no son tan solicitados, debido a que por su avanzada edad suelen tener enfermedades crónicas, entre otros males.

Pero un curioso y enternecedor caso ha llamado la atención de muchos nuevamente en Internet. Se trata del de un joven de Estados Unidos, quien promueve la adopción de mascotas ancianas y hasta la fecha lleva adoptando a 10 perritos viejos, a los cuales les brinda cariño y atenciones.

Steve Greig, hijo de una pareja amante de los animales y oriundo de Denver (Colorado), se ha vuelto el ángel guardián de una decena de canes que vivían en las calles o albergues.

Y es que su historia con esta mascotas ancianas comenzó luego de que el perro de toda la vida de Greig muriera, y tras afrontar una profunda depresión, tuvo una reveladora forma de superar esta perdida. El joven ideo su propia terapia: “haré algo bueno que nunca habría hecho si mi perro no hubiese muerto”.

Así que decidió ir a un refugio y en el consulto por el perro que nadie quería adoptar. De esta manera, fue un chihuahua de 12 años con un soplo en el corazón y problemas en las cuatro rodillas el que se convirtió en su nuevo compañero.

El corazón de Steve Greig sintió alivio, pero pocos días bastaron para que comprendiese que aquello no era suficiente. Sabía que podía dar mucho más y estaba decidido a hacerlo, de modo que continuó adoptando bajo la misma premisa: llevar a su casa a los animales que nadie más quisiera.

En total, llegó a reclutar a una docena de perros anciano, gatos maduros, una pareja de patos, un conejo e incluso un pequeño cerdo. Steve se levanta a las 5 de la mañana para darles de comer, administrarles sus medicamentos y darles un paseo. Cuando el trabajo se lo permite, aprovecha el descanso de mediodía para regresar a casa y pasar un rato con sus compañeros. Y por supuesto, lleva periódicamente al veterinario a cada uno de ellos.

Para este joven, “los perros viejos son sencillamente animales más sabios” y asegura que es gratificante saber que son felices y se sienten atendidos y queridos. Eso hace que sus días merezcan la pena. A través de su cuenta de redes sociales, como Instagram donde acumula más de medio millón de seguidores, comparte las fotografías más hermosas y simpáticas de sus amigos de cuatro patas.

Aquí te diremos 10 motivos para que no lo dudes más y adoptes un perrito anciano:

1. El perro anciano ya está educado

El futuro adoptante no tendrá que pasar por la difícil y, a veces, incómoda tarea de enseñar modales al cachorro. El perro que entra en su vejez ya sabe pasear con correa, no comerse los muebles, respeta las plantas y no hace sus necesidades en el parque. Conductas que, sin embargo, todo perro pequeño hace alguna vez (como mínimo).

2. El perro anciano sabe cómo comportarse

La gran mayoría de los perros de edad avanzada ya conocen qué han de hacer y cómo han de comportarse para pertenecer a una manada (la familia de adopción). Saben cómo agradar. Y su necesidad de cariño y gratitud es tan grande como su capacidad de dar amor.

3. El perro senior sabe con total claridad lo que significa “no”

El animal anciano adoptado que ya ha convivido con otra familia entiende las órdenes que recibe de su dueño mucho mejor que un cachorro o un perro joven. Su disciplina es sin duda mayor: son perros maduros.

4. Un “abuelete” aprende a mayor velocidad

Adoptar a un perro de edad avanzada implica algunas ventajas de aprendizaje. El animal anciano se adaptará antes a nuestros hábitos, horarios y carácter que uno que no haya convivido nunca antes con personas, y haya que enseñarle desde cero.

5. El perro anciano no sufre la dura etapa de la dentición

Una de las ventajas de adoptar un perro anciano es que evitarán algunas molestias propias de los perros más jóvenes, como la dolorosa dentición. Los cachorros que atraviesan la etapa mordisquean todo lo que tienen a su alcance: zapatos, muebles, cestas de la ropa, puertas, etc. Un perro abuelo ya ha superado esta etapa.

6. El carácter de un perro anciano es definitivo

Los canes pueden sufrir cambios de comportamiento conforme van creciendo. Y en ocasiones, un simpático cachorro puede no serlo tanto cuando alcanza la edad adulta. El adoptante de un perro anciano se evita sorpresas: conoce el carácter del animal desde el principio.

7. El perro “abuelo” es un gran compañero

El can anciano será un gran compañero de su dueño, desde el primer día, de casi cualquier actividad que su amo le proponga. Los perros adoptados suelen ser más agradecidos, pues conocen el abandono. Y si son ancianos, aún más. Un can mayor estará por lo general ansioso por complacer a su nueva familia, sobre todo si ha sufrido antes de su adopción.

8. Proporcionan más tiempo libre

Los perros de poca edad no están aún habituados al horario de los humanos. Un cachorro tiene ganas de jugar o hambre a horas intempestivas. Un perro en su vejez ya conoce estas reglas. Y permiten por ello, entre otras ventajas, dormir mejor.

9. Necesitan hacer menos ejercicio

El ritmo de vida actual no siempre permite tener tiempo suficiente para dar largos paseos a diario. En estos casos, adoptar un perro anciano es una buena opción: no necesitará paseos tan largos como los perros jóvenes. Un perro senior estará, por lo general, más que satisfecho con el tiempo que su amo pueda ofrecerle. Eso sí; también en el caso de los perros: cuanto más se da, más se recibe.

10. Todos merecemos una segunda oportunidad

El perro anciano que ha sido abandonado tiene más probabilidades de acabar sus días en una protectora o casa de acogida que sus compañeros de menor edad. Para un can en la vejez, compartir con una familia el tiempo que les queda es regalar tiempo de calidad, de cariño y de lealtad.

Recuerda que podrías cambiarle la vida a un perrito adoptando, considera una anciano y has que sus últimos años de vida sean los mejores.

Añade tu comentario