Se ha copiado la url

Cinco ejercicios de bajo impacto que te ayudarán durante y después del embarazo

Cierto tipo de actividad física ayuda a mejorar el descanso y el estado anímico, y alivia síntomas como los dolores de cabeza o estrés.

Martes 02 de Abril, 2019
Loading...
Cinco ejercicios de bajo impacto que te ayudarán durante y después del embarazo
(Foto: iStock)
1 de 3

Durante el embarazo estar en forma y tener hábitos saludables es importante tanto para el bienestar de la madre, como para el del bebé. Por ello, los expertos de Intimina, una marca de cuidado intimo para mujeres, explica que la práctica de ejercicios de bajo impacto durante esta etapa ayuda a mejorar el descanso y el estado anímico, y alivia síntomas como los dolores de cabeza o estrés.

Pero estos no son solo recomendados para el embarazo, ya que luego de este periodo también puede practicarlos tras dar a luz, ya que contribuirá a una mejor recuperación postparto.

Los cinco tipos de actividad física más recomendadas en esta etapa son:

Nadar

Soportar un peso cada vez mayor puede causar problemas en la postura, que a su vez provocan dolores en la parte inferior de la espalda a medida que el bebé crece.

Una buena opción en este caso es nadar. Al contrario que actividades de gran impacto, este ejercicio no daña las articulaciones, además, tiene otras ventajas como la tonificación de los músculos y la mejora de la circulación.

Yoga

La ansiedad ante la inminente maternidad y los evidentes cambios que sufre el organismo pueden provocar estrés. Hacer cualquier tipo de ejercicio te ayudará a llevar mejor estas inevitables preocupaciones y el yoga es una opción ideal durante el embarazo.

Las clases de yoga prenatal que son un buen método para mejorar el equilibrio, la circulación y la fuerza, ya que supone un ejercicio de bajo impacto ideal para adquirir tonicidad en ciertos músculos. Practicar yoga puede tener un efecto relajante, gracias a que se trabaja la respiración y la sintonía con el cuerpo.

Caminar

A diferencia de otros ejercicios, este se puede practicarse en todas partes. Mejora el ritmo cardíaco y fortalece los músculos abdominales, para esto, se debe adoptar una buena postura para cualquier tipo de ejercicio durante el embarazo; por ello, es imprescindible encontrarse bien antes y después de caminar para mantener los músculos tonificados y flexibles.

Aeróbicos acuático

Al igual que la natación, los ejercicios aeróbicos en el agua son una buena opción para tonificar los músculos, porque a diferencia de los aeróbicos convencionales que pueden sobrecargar los ligamentos y las articulaciones, al flotar en el agua, el cuerpo queda en suspensión, reduciendo al mínimo los riesgos de lesión.

Del mismo modo que en los aeróbicos convencionales, se realiza una serie de movimientos dentro del agua al ritmo de la música. Moverse en contra de la resistencia que ofrece el agua es una buena manera de mejorar físicamente, mientras que flotar permite hacer estiramientos que muchas mujeres embarazadas no pueden realizar fuera de la piscina.

Ejercicios para el suelo pélvico

Los ejercicios de fortalecen los músculos del suelo pélvico que ofrecen soporte al útero, la uretra, los intestinos y el ano, pues esto llegan a sufrir daños durante el embarazo y el parto, lo cual puede derivar en una incontinencia. Al mejorar la circulación, también ayudan a prevenir las hemorroides y a que las mujeres tengan mayor control de sus músculos durante el parto.

Esta rutina consiste en contraer los músculos del suelo pélvico hacia arriba y hacia adentro durante unos segundos para fortalecer y tonificar la musculatura pélvica. De este modo, se conseguirá aumentar el riego sanguíneo del perineo y la vagina, ayudando a reducir la inflamación de la zona y posibles hematomas.

Fuente: ABC

Añade tu comentario