Se ha copiado la url

Cinco sitios arqueológicos que puedes visitar en Lima

Apropósito del Día del Arqueólogo, a continuación te diremos a qué espacios de este tipo puedes acceder sin salir de la capital.

Jueves 11 de Abril, 2019
Loading...
Cinco sitios arqueológicos que puedes visitar en Lima
(Foto: iStock)
1 de 3

Cada 11 de abril se celebra el Día del Arqueólogo, en conmemoración del nacimiento de Julio C. Tello Rojas, médico y arqueólogo peruano que dedicó su vida a la investigación de nuestra historia, y sentó las bases de esta disciplina en nuestro país.

Debido a esta celebración, hoy te presentamos algunos de los sitios arqueológicos que puedes visitar sin necesidad de viajar e ir muy lejos de Lima, donde podrás disfrutar de un paseo lleno de historia y cultura con la familia y amigos.

Museo de sitio de Puruchuco

Puruchuco

Es uno de las más bellas edificaciones del pasado prehispánico de nuestro país y uno de los mejor conservados. Se ubica en el distrito de Ate vitarte.

El Palacio Puruchuco fue construido en el período Intermedio Tardío (900-1450 D.c.) que perteneció a la cultura Ychsma, sin embargo siguió siendo utilizado en la época de los Incas, durante el Horizonte Tardío (1450-1532 D.c.)

El palacio fue descubierto por el Dr. Arturo Jiménez Borja quien se encargó de la reconstrucción entre los años 1953 y 1960. Su objetivo era poner en valor el lugar, es decir, poder reconstruir lo necesario y presentarlo de tal manera que pueda ser apreciado por las poblaciones actuales. Además, para mostrar detalles de este lugar fundó el Museo de Sitio en diciembre de 1960.

El nombre “Puruchuco” es una palabra quechua que significa casco emplumado o sombrero de plumas.

Este lugar fue la residencia del curaca o señor de la nobleza local, la máxima autoridad de la zona antes de la llegada de los Incas a la costa central. Durante el período Inca fue morada y centro administrativo de un representante Inca.

Dirección: Av. Prolong. Javier Prado Este Cdra. 85, Ate
Entrada: S/5.00 (adultos), S/2.00 (estudiantes de educación superior) y S/1.00 (escolares y niños hasta los 12 años)
Horario de atención: S/5.00 (adultos), S/2.00 (universitarios y jubilados) y S/1.00 (niños)

Complejo Arqueológico Monumental Mateo Salado

Mateo salado

Está ubicado en el Cercado de Lima, colindante con los distritos de Pueblo Libre y Breña. Cubre una extensión de 16.4 hectáreas, divididas en tres sectores que se encuentran rodeados por urbanizaciones modernas. Originalmente, fue un centro administrativo – ceremonial construido por los Ychsma (1100 – 1450 d.C.) y reocupado por los Incas (1450 – 1532 d.C.). Recibe su nombre del francés Matheus Salade, quien el siglo XVI llegó desde Europa y residió como un ermitaño en el complejo arqueológico.

Presenta cinco pirámides escalonadas truncas (designadas como A, B, C, D y E) construidas en tapia. La más grande de estas (Pirámide A) fue un templo en torno al cual se construyeron las otras cuatro, que funcionaron posiblemente como palacios (es el caso de la Pirámide B) o templos secundarios (Pirámide E). Las pirámides A, B y C estuvieron rodeadas por una muralla perimetral cuyo tramo mejor conservado puede verse a la altura de la cuadra 16 de la avenida Tingo María. Mateo Salado fue un centro administrativo–ceremonial Ychsma, reocupado luego por los Incas. Estos habilitaron un camino amurallado al lado de la Pirámide A, típico de la red costera del Qhapaq Ñan.

La recuperación de Mateo Salado es iniciada por el hoy Ministerio de Cultura en el año 2007. En primera instancia, se intervinieron, como explicamos antes, las pirámides A, B y E a través de labores de investigación, conservación y habilitación para visitas. Tales intervenciones han significado la puesta en valor de casi un 35% del área total del complejo arqueológico.

Dirección: Entre las Av. Tingo María (Breña) y Mariano Cornejo (Pueblo Libre)
Entrada: S/10.00 (adultos), S/5.00 (estudiantes de educación superior y docentes) y S/1.00 (niños y escolares)
Horario de atención: miércoles a domingo, de 9:00 a.m. a 4:00 p.m.

Complejo Arqueológico de Cajamarquilla

Cajamarquilla

Construido a fines del Intermedio Temprano, hacia el año 600 d.C., durante el período de predominio en el valle de la cultura Lima y considerado el segundo complejo urbano de barro más grande de la Costa Central después de Pachacámac, con sus 167 hectáreas de extensión.

Cajamarquilla fue, durante este período el centro urbano más importante de la cultura Lima para esa parte del valle del Rímac donde se desarrollaron actividades públicas y domésticas en edificios alrededor de grandes pirámides. La fuente de sustento principal fueron los productos cultivados en esa parte del valle y algunos (en menor proporción) productos marinos propios de la costa de Lima, distante apenas 24 kilómetros, donde se ubica Maranga, centro principal de la cultura Lima.

En un terreno aluvional muy compacto formado por una gruesa capa de limo endurecido conocido como yapana. Sobre este territorio los pobladores edificaron sus construcciones íntegramente de muros de tierra. Para ello, contaron básicamente con dos técnicas: el adobe y el tapial.

Durante la presencia de la Cultura Lima la mayor parte de monumentos fueron construidos con pequeñas unidades de adobe, denominados “adobitos” característicos también de la Huaca Pucllana, la Huaca San Marcos y Pachacámac.

Dirección: A orillas de la quebrada de Huaycoloro, en el distrito de San Juan de Lurigancho

Santuario Arqueológico de Pachacamac

Pachacamac

Es uno de los sitios arqueológicos más grandes e importantes del Perú, y en su época fue la huaca (oráculo) más consultada del mundo andino, dejando una profunda huella que llega hasta nuestros días.

Construyeron Pachacamac en la margen derecha del valle de Lurín, muy cerca al río del mismo nombre, muy próximo al mar y frente a un conjunto de pequeñas islas que se llaman igual que este santuario. Pachacamac es un gran complejo arquitectónico con muchos edificios que fueron construidos en diferentes épocas, desde los primeros años de nuestra era hasta el siglo XVI.

Sus mayores estructuras arquitectónicas son las siguientes:

- Templo del Sol, la construcción más imponente erigida por los incas.
- Templo de la Luna o Acllahuasi, también de la época inca. Fue restaurado por J. C. Tello, quien lo llamó Mamaconas.
- Templo Viejo, el más antiguo de la cultura lima, se halla actualmente en ruinas.
- Templo Pintado, de la época Huari.
- Palacio de Tauri Chumpi, donde presumiblemente se alojó el último gobernador local de la época inca.

  • Nunciaturas regionales o conjunto de palacios con rampa, de la cultura Ychsma.
  • Plaza de los peregrinos, de la época inca.

Se pueden visitar los palacios, los templos, las plazas y el Museo de Sitio, que conserva piezas de valor encontradas en este lugar.

Dirección: Antigua Carretera Panamericana Sur Km. 31.5 /
Distrito de Lurín. Lima
Entrada: S/15.00 (adultos), S/5.00 (estudiantes de educación superior) y S/1.00 (niños hasta los 12 años)
Horario de atención: de martes a sábado de 9:00 a.m. a 5:00 p.m. y domingos de 9:00 a.m. a 4:00 p.m.

Museo de Sitio Huaca Pucllana

Huaca Pucllana

Huaca Pucllana fue construida por gentes de la cultura Lima, entre los años 200 y 700 dC en la costa central del Perú. Concretamente, entre los valles de los ríos Chancay, al norte y Lurín, al sur. Sus principales centros ceremoniales como Pucllana se encuentran en el medio de los valles pero las aldeas se ubicaban alrededor de estos o en las playas sin formar verdaderos núcleos urbanos.

Es un edificio piramidal, construido sobre una llanura (el valle bajo del río Rímac) enteramente en “adobitos”. Son éstos pequeños adobes hechos a mano y que son característicos de la Cultura Lima y de este período (Intermedio Temprano).

Huaca Pucllana no fue propiamente una ciudad, fue un centro ceremonial y como tal tenía como objetivo ser la residencia de una elite sacerdotal que poseía tanto el poder político así como el religioso y el económico. A la vez, servía para ejercer desde este sitio el poder hacia la zona del valle que le correspondía.

Huaca Pucllana posee básicamente dos zonas bien diferenciadas: la Gran Pirámide y sus plazas y una parte baja formada por plazas con banquetas. Cada una de estas dos áreas tenía una funcionalidad distinta: la pirámide estaba destinada a ser un lugar de culto mientras que la parte baja se asocia a actividades más cotidianas o relacionadas al trato directo con la población.

El Museo de Sitio Huaca Pucllana se crea en 1984, como resultado de los trabajos de investigación iniciados el año 1981 para salvaguardar los objetos arqueológicos recuperados y mantener una presencia en el sitio que asegure su conservación.

Dirección: Calle Gral. Borgoño cuadra 8 s/n, Miraflores
Entrada: S/12.00 (general), S/5.00 (universitarios y profesores) y S/1.00 (escolares, niños y jubilados).
Horario de atención: de miércoles a lunes, de 9:00 a.m. a 5:00 p.m.

Añade tu comentario