Se ha copiado la url

Clown hospitalario: sonrisas y juegos que "sanan" a los niños con cáncer

A propósito del Día Internacional del Cáncer Infantil te contamos cómo esta técnica de acompañamiento ayuda a los menores que padecen este mal. 

Jueves 13 de Febrero, 2020
Loading...
Clown hospitalario: sonrisas y juegos que
(Foto: iStock)
1 de 3

El cáncer es una enfermedad que causa desgaste no solo físico, sino también emocional. Si para un adulto padecerla es una noticia difícil de asimilar ¿Te imaginas cómo será para un niño?   A pesar de que  los procesos de asimilación de esta, y otras enfermedades, según especialistas, sean distinto entre niños y adultos, es necesario conocerlos para poder brindar la ayuda necesaria y ser un soporte emocional para quienes lo padecen.


María Paz Sáenz, Psicología de la carrera de Psicología de la UPC, señala que “los niños tienen mucha facilidad para hablar de su enfermedad y somos los adultos, quienes tenemos dificultades para hablar sobre el tema”. En este sentido, son las reacciones de los mayores las que generan ansiedad, temor o dolor en los pequeños pacientes. 


Pero a pesar de que los niños tengan una capacidad de recuperación mucho mayor que los adultos, según precisa la especialista,  “es importante brindar un acompañamiento adecuado y ayudarlos a evitar la depresión, pensamientos negativos, de molestia o cansancio, poniendo mayor énfasis en cultivar la alegría, energía y la curiosidad típica de los niños”.


Varios estudios señalan que el estado anímico de los pacientes, de esta y otras enfermedades, es relevante para su recuperación, porque pueden llegar a  reducir el dolor físico, emocional y mejorar la salud de las personas, esto debido a que activan el sistema neuroendocrino e inmunitario.


A nivel mundial han surgido distintos grupos de ayuda que desde el ámbito civil, organizado y profesional han elaborado técnica y dinámicas para poder brindar este soporte emocional necesario para los pacientes de distintas enfermedades, incluso las oncológicas. 


Con esta finalidad, desde el 2015, en el Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas(INEN) existe SONRINEN, el primer voluntariado de clown hospitalario que forma a sus propios payasos entrenados en el arte del Clown y en el conocimiento de la enfermedad oncológica, para brindar acompañamiento y psicoterapia a niños y adultos pacientes de esta institución de salud. 


Actualmente, son unos 70 voluntarios, de distintas profesiones, quienes se han sumado a esta iniciativa del Servicio de Salud Mental del INEN y visitan dos veces a la semana a los pacientes de los diferentes departamentos del centro de salud para mediante el juego tocar algunos temas relacionados a la hospitalización o la enfermedad, brindando tranquilidad e información, y fomentando la alegría entre los pacientes y familiares, comentó Fernando Lamas, Responsable del Programa SONRINEN


Y es que la figura del clown se presta como vehículo de ayuda, eventualmente y por solicitud del psicólogo, en procesos psicológicos como practicar la respiración o atacar algún pensamiento negativo que esté afectando al paciente, y en algunos casos para acercar a los médicos y enfermeras un poco más al mundo de los pacientes y viceversa. “La presencia de los clown humanizan un poco la sala hospitalaria, quitándole ese aire aséptico, a través de las risas, el amor, los bailes y la alegría”, precisa Lamas. 


En este sentido, señala que “el payaso busca trabajar con la parte sana del niño, y el paciente en general, siendo la enfermedad de lo último de lo que se habla y permitiendo que se normalice algunas situaciones, para estimular la parte del niño que quiere jugar y reírse; por medio, de juegos, adivinanzas, cuentos y la improvisación, desde un contexto lúdico, se brinda lo que el niño necesita emocionalmente”. 


Según Lamas, estudios realizados han comprobado que esta dinámicas entre padres, pacientes y clown han disminuido la ansiedad y han ayudado a que los niños afronten mejor la enfermedad. 


Sobre este tema especialistas en psicología señalan que el estado de ánimo de un paciente es fundamental para tener una recuperación rápida y tener un menor reporte de dolor. Si bien, esas técnicas psicoterapéuticas que producen beneficios mentales y emocionales por medio de la risa, el juego y la alegría, no pueden considerarse terapias, ya que no curan por sí mismas enfermedades,  logran sinergias positivas en ciertos grupos de pacientes predisponiéndolos favorablemente a la curación corporal. 


¿Cómo participar del voluntariado del SONRINEN?


Cada cuatro meses aproximadamente se realizan convocatorias para reclutar voluntarios, las cuales se anuncian a través del página de Facebook del INEN. Para participar, solo necesitas ser mayor de edad y disponibilidad por las tardes, al menos dos veces por semana para realizar las visitas. 


Las personas inscritas pasarán un proceso de selección, quienes lo pasen serán  capacitados en los conocimientos básico de clown , además de temas oncológicos, para poder trabajar con los niños y brindarles el acompañamiento necesario.


Para ver más contenidos de Movisar Plus ingresa  aquí a Movistar Play .

Añade tu comentario