Se ha copiado la url

¿Cómo el juego fortalece el desarrollo emocional de mi hijo?

El juego, según la psicóloga Milagros Rubio, fortalecerá la relación de los niños y padres, los ayudara a expresar sus emociones y sentimientos.

Miércoles 28 de Agosto, 2019
Loading...
¿Cómo el juego fortalece el desarrollo emocional de mi hijo?
(Foto: Difusión)
1 de 3

Una de las principales preocupaciones de los padres es saber si están criando bien a sus hijos y si estas enseñanzas están ayudándolo a desarrollarse de la mejor manera, en especial en los puntos que estén relacionados con sus emociones.

Para la especialista en psicología educativa, Milagros Rubio,* jugar 20 minutos diarios con los hijos fortalece la relación con los padres y mejora el desarrollo emocional del niño*.

La especialista señaló que los padres pueden compartir ese tiempo con sus hijos en cualquier tipo de juego, porque ello expresa emociones y sentimientos lo que hace que la comunicación entre todos los participantes sea placentera.

“Nos ayuda a entender los sentimientos de los demás, nos descubre habilidades y ayuda a los niños en su desarrollo emocional; los hace más estables y les permite conocerse a sí mismos”, explicó.

Por otro lado, la sicóloga clínica y especialista en terapia de adolescentes de 360° Centro de Transformación Familiar, Bertha Gálvez, dijo que jugar con los hijos desde pequeños es una oportunidad muy importante para enseñarles a jugar limpio, seguir normas, respetar al otro, ganar con honradez y, también, a saber perder.

Y es que, para la especialista, los juegos en familia son, probablemente, uno de los recuerdo de la infancia más bonitos que les quedará a los niños, además de aportar múltiples beneficios para su desarrollo emocional y fortalecer la relación y comunicación con y, entre ellos.

“El juego es una actividad simbólica y con reglas, que de forma divertida y creativa ayuda a que nuestros hijos aprendan también a interactuar con los mayores, enfrentar el futuro en su vida adulta; además jugar en familia es divertido y relajante, nos hace reír y disfrutar porque genera endorfinas, las hormonas de la felicidad”, señaló Gálvez.

Añade tu comentario