Se ha copiado la url

¿Cuál es la mejor actividad física según la edad?

Los especialistas del Departamento de Salud de los Estados Unidos han publicado una guía de actividades físicas para cada etapa de la vida.

Miércoles 14 de Noviembre, 2018
Loading...
¿Cuál es la mejor actividad física según la edad?
(Foto: iStock)
1 de 3

La actividad física tiene múltiples beneficios en las diversas edades por las que pasa el ser humano. Ya sea en preescolar, infancia, adolescencia o en la adultez hacer ejercicio resulta vital para poder evitar enfermedades y mejorar el funcionamiento del organismo.

Es por ello importante incorporar este hábito desde edades muy tempranas, ya que fomenta el crecimiento y el desarrollo, y puede hacer que las personas funcionan y duerman mejor, reduzcan el riesgo de padecer enfermedades crónicas. Además, crear espacios de trabajo de equipo, juegos y, en definitiva, una vida saludable.

Pero ¿qué tipo de actividad recomiendan los especialistas de la salud para cada etapa de la vida? Ante esta interrogante, el Departamento de Salud de los Estados Unidos publicó una guía de actividad física en donde se proporciona información y orientación sobre los tipos y cantidad de ejercicio acorde a la etapa de la vida de una persona: preescolar; escolar y adolescente; adulto; adulto mayor; embarazo y post parto.

Según asegura el médico Gabriel Lapman, cardiólogo y nefrólogo del Sanatorio Modelo de Caseros, en diálogo con Infobae,“el ejercicio físico es la vacuna del siglo XXI. Tiene un montón de beneficios para la salud del ser humano. Con el hecho de salir a caminar, correr y transpirar ya estamos haciendo un cambio en el organismo”.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó de que más del 80% de los adolescentes a nivel global es sedentario, por este motivo recomendó que los niños y jóvenes de entre 5 y 17 años deben invertir, como mínimo, 60 minutos diarios en actividades físicas de intensidad moderada a vigorosa.

A continuación conocerás que tipo de ejercicio hacer según la edad o etapa de la vida en la que te encuentres:

Actividad física para niños en edad preescolar

Según la investigación, los niños menores de 6 años pasan por períodos de rápido crecimiento y desarrollo, por ello, la actividad física es tan importante a esa edad. Estos hábitos pueden mejorar el crecimiento y el desarrollo, así como enseñar importantes habilidades de movimiento.

“En los más chicos es importante que se trabajen todas las formas de movimiento: correr, caminar, nadar, trepar, lanzar, entre otras. Desde el ámbito del deporte lo mismo. Es importante no encasillar desde muy chico en un solo deporte, sino vivenciar distintas clases y formas de juego”, señaló a Infobae Claudia Lescano, licenciada en alto rendimiento y preparadora física.

Actividad física para niños en edad escolar y adolescentes.

La niñez y la adolescencia son períodos críticos para desarrollar habilidades de movimiento, aprender hábitos saludables y establecer una base firme para la salud y el bienestar de por vida. De manera similar a los niños más pequeños, los adultos tienen un papel de apoyo crucial para fomentar relaciones positivas con la actividad física y para alentar y apoyar a sus hijos a estar activos diariamente.

Para los jóvenes de 6 a 17 años de edad, se aconsejan actividades físicas de intensidad vigorosa, fortalecimiento de los huesos y fortalecimiento muscular son tres componentes importantes que se deben incluir en tres o más días a la semana.
A diferencia de los adultos, los jóvenes generalmente no desarrollan enfermedades crónicas, pero en la infancia y la adolescencia pueden desarrollarse factores de riesgo como la obesidad, niveles elevados de insulina y lípidos en la sangre y presión arterial elevada.
Los jóvenes que son activos regularmente tienen una mejor oportunidad de una adultez saludable al reducir la probabilidad de que estos factores de riesgo se desarrollen, tanto ahora como en el futuro.

Actividad física para adultos

Los adultos deben moverse más y sentarse menos a lo largo del día. De esta manera, los que realicen cualquier actividad física de moderada a vigorosa obtendrán algunos beneficios para la salud.

Para obtener beneficios sustanciales para la salud, los adultos deben hacer por lo menos 150 minutos (2 horas y 30 minutos) a 300 minutos (5 horas) por semana de intensidad moderada, o 75 minutos (1 hora y 15 minutos) a 150 minutos (2 horas y 30 minutos) una semana de actividad física aeróbica de intensidad vigorosa, o una combinación equivalente de actividad aeróbica de intensidad moderada y vigorosa.

Para lapman “es vital entender que realizar alguna actividad física es vivir rodeado de hábitos saludables, ya que es un pilar muy grande y que no se debe desaprovechar o malvivir”.

Por otro lado, los adultos también deben realizar actividades de fortalecimiento muscular de intensidad moderada o mayor que involucren a todos los grupos musculares principales durante dos o más días a la semana, ya que estas actividades brindan beneficios adicionales para la salud.

“Lo importante es que realicen algo durante la semana y siempre acompañados por un apto físico y un chequeo. También es necesario que aquel que no realizaba ninguna actividad física no empiece cuatro veces por semana, sino que sea algo paulatino”, puntualizó Lescano.

Actividad física para adultos mayores

La actividad física regular ocurre durante toda la vida y son esenciales para un envejecimiento saludable. Los adultos mayores de 65 años obtienen importantes beneficios para la salud de la actividad física regular, incluso si no cumplen con las pautas clave. Los adultos mayores que son físicamente activos pueden participar en actividades de la vida diaria con mayor facilidad y tener una función física mejorada. En el caso de que se caigan, el riesgo de lesiones es menor.

La mayoría de los adultos mayores pasan una gran parte de su día siendo sedentarios, por lo que las pautas clave comienzan de manera similar a las de los adultos con actividad física de componentes múltiples combinando ejercicios aeróbicos, de fortalecimiento muscular y de equilibrio. Los tres aspectos son importantes para esta población porque los adultos mayores tienen un mayor riesgo de caídas, y se necesitan fuerza y equilibrio para prevenirlas.

Actividad física durante el embarazo y durante el posparto

Durante el embarazo, la actividad física beneficia la salud general de la mujer sin aumentar el riesgo de resultados adversos del embarazo, como parto prematuro o pérdida temprana del embarazo. Los beneficios incluyen el mantenimiento o el aumento de la capacidad cardiorrespiratoria, la reducción del riesgo de aumento de peso excesivo y la diabetes gestacional, así como la reducción de los síntomas de la depresión posparto.

Algunas pruebas sugieren que la actividad física puede reducir el riesgo de complicaciones del embarazo, como la preeclampsia, la duración del trabajo de parto y la recuperación posparto, y el riesgo de un parto por cesárea. Por otro lado, la mayoría de las mujeres que estaban activas antes de quedar embarazadas pueden continuar con seguridad su nivel de actividad durante el embarazo.

En el posparto, Lescano considera la actividad física como una oportunidad para la mujer: “Es una de las mejores épocas, cada uno es único. Tiene que ver mucho con el estado hormonal pero es uno de los momentos más lindos para comenzar una actividad física, siempre con la autorización y el alta de un profesional”.

Añade tu comentario