Se ha copiado la url

¿Debes usar bloqueador solar así no te expongas al sol?

Los problemas a la piel pueden ser producidos por fuentes artificiales de radiación ultravioleta, como focos ahorradores, reflectores, entre otros.

Jueves 31 de Enero, 2019
Loading...
¿Debes usar bloqueador solar así no te expongas al sol?
(Foto: iStock)
1 de 3

Alguna vez te has preguntado si es o no necesario usar bloqueador si no te vas a exponer al sol, pues si esta ha sido un preocupación recurrente, a continuación responderemos esta y otras dudas relacionadas al cuidado contra los rayos ultravioletas (UV).

Para muchas personas, dentro de sus rutinas de cuidado es indispensable el uso de bloqueador solar, cuando se van a exponer al sol al aire libre, como cuando van a la playa, piscina o van a practicar algún deporte. Pero soy muy pocas las que cumplen al pie de la letra las indicaciones del dermatólogo.

Es así que para muchos empleados no consideran necesario aplicarse bloqueador si es que van a estar bajo techo, siendo este un gran error.

Si bien en verano la radiación UV preocupa a más personas, sobre todo por los efectos dañinos acumulativos o los de mediano plazo como fotoenvejecimiento, pérdida de elasticidad de la piel, arrugas y sequedad, muy pocos toman en consideración los efectos de las fuentes artificiales de radiación ultravioleta (RUV), tales como focos incandescentes, focos ahorradores, lámparas halógenas, reflectores, etc. o, la luz que atraviesa las ventanas, cuando no tienen filtros UV.

Todas estas fuentes artificiales pueden generar daño en la piel, por acción directa o reflejada en algunas superficies u objetos (pisos, vidrios, agua, vehículos, etc.).

Por este motivo es que los especialistas recomiendan usar bloqueador cuando se está en recintos cerrados o zonas como oficinas, pues el sol no es el único causante de manchas en la piel, sino también las pantallas de las computadoras y luces ultravioleta.

“Los antiguos monitores de caja emitían bajas dosis de RUV y rayos gamma, hoy en día, las pantallas LCD no lo hacen, por lo tanto el riesgo de daño en la piel se ha reducido. Sin embargo, el problema. no solo de laptops y monitores de PC, sino de tablets y smartphones, es el brillo por la luz azul que emiten estos dispositivos, que está directamente relacionado con la formación o empeoramiento de manchas oscuras de la cara, denominadas melasma”, indicó Manuel del Solar, jefe del Servicio de Dermatología del Hospital Cayetano Heredia, al diario El Comercio.

Entre las recomendaciones para el correcto uso del bloqueador, los expertos señalan que se deben aplicar en todas las áreas descubiertas de nuestra piel, con la finalidad de crear el hábito y protegerlas correctamente.

Muchas veces tratamos de “ahorrar” y queremos que un frasco nos alcance “mucho tiempo”; sin embargo, es cierto es que se debe utilizar lo necesario para que toda la piel expuesta esté protegida, pero sin exagerar.

¿Cuánto de bloqueador debo aplicarme? Esta quizá es otra de las preguntas recurrente para algunos. Según Solar, “una medida práctica es el cálculo por cucharitas de té, que tienen – en promedio – 5 ml y sirven para aplicar el producto correctamente: cara y cuello, una cucharita y media; hombros y miembros superiores, una cucharita y media; miembros inferiores, dos cucharitas. En condiciones habituales como en la oficina, un fotoprotector con SPF 50+ debe ser renovado o reaplicado cada 3 o 4 horas para mantener su efecto, sea que la persona salga o no de la oficina”

El especialista, quien forma parte de la campaña #YoSoyPhotoResponsable de Bioderma cuyo objetivo es tener una vida saludable, proteger nuestra piel y reducir el riesgo de enfermar, también recomendó que si se quiere tener un adecuado cuidado de la piel, las personas no deben olvidar incluir entre sus hábitos la aplicación de protectores solares aun cuando estén trabajando en su oficina.

Los fotoresponsable disfrutan del sol pero sin olvidar cuidar la piel. Esto se logra al no sobre-exponerse a él entre las 10 am y 4 pm, usar prendas de vestir y accesorios (sombrero y lentes de sol con filtro UV) que protejan nuestra piel, aplicar adecuadamente los fotoprotectores, acudir regularmente al dermatólogo para evaluar las condiciones de la piel y hacerlo precozmente si algo nuevo surge: una mancha, bulto o alguna molestia.

Añade tu comentario