Se ha copiado la url

Descubre cómo usar la sal para que será tu aliado en las rutinas de belleza

Remover la piel muerta, las imperfecciones y relajar los músculos son algunos de los beneficios que da el uso externo de este mineral.

Martes 29 de Enero, 2019
Loading...
Descubre cómo usar la sal para que será tu aliado en las rutinas de belleza
(Foto: iStock)
1 de 3

A pesar de que el consumo de sal esté asociado con enfermedades como la hipertensión y relacionado a la aparición de la piel de naranja, el uso de este mineral no es sol malo, ya que tiene algunos beneficios que podemos aprovechar; uno de ellos está en el rubro de la belleza.

Por eso, a continuación mencionaremos cinco beneficios de utilizar la sal en tu rutina de belleza que te sorprenderán:

1. Funciona cómo exfoliante

La sal granulada funciona como un gran exfoliante para remover puntos negros, espinillas y piel muerta. Esto se debe a su textura áspera que penetra y limpia el cutis. Sólo debes mezclar un poco de sal con aceite de oliva y masajear el área en mociones circulares. Hazlo dos veces por semana o dependiendo de la sensibilidad de tu piel.

2. Reduce la celulitis

La sal es un complemento de doble filo, ya que si la consumimos es uno de los principales factores que provocan la hipertensión o celulitis. Pero, si la usamos en el cuerpo, pueden contrarrestar el efecto de la última. Mezcla dos cucharadas de sal con aceite de coco tibio, luego masajea el área en movimientos circulares y déjalo actuar por 20 minutos antes de enjuagarlo.

3. Ayuda a relajar los músculos

El magnesio (componente de la sal) ayuda a calmar los músculos ya que produce serotonina (también conocida como la hormona del sueño). Al ser absorbida por la piel, esto ayuda a aliviar la tensión muscular, el dolor y la inflamación. Si quieres sentir sus efectos, agrega una taza de sal marina a tu bañera y relájate.

4. Buen aliado para la manicura

El alto contenido de sulfato de magnesio hace que la sal sirva cómo un gran antinflamatorio y que facilite la eliminación de la piel muerta (seca) y callosidades. Por ello, mezcla cuatro cucharadas de sal con agua tibia, sumerge tus dedos durante 15 minutos y notarás que la piel estará más suave y renovada, facilitando el proceso de tu manicura o pedicura.

5. Sirve cómo tónico facial

Preparar tu propio tónico con sal. Junta una taza de agua, dos cucharadas de agua de rosas y una cucharadita de sal de mar. La mezcla de estos ingredientes refrescará tu maquillaje y eliminará la grasa acumulada en tu rostro a lo largo del día. Para mejores resultados, usa una botella con atomizador.

Para tener buena salud, recuerda bajar tu ingesta de sal o consumirla con moderación. Pero cuando de tratamientos de belleza se trate, no dudes en usarla en todas estas técnicas. Eso sí, antes de probarla, asegúrate que tu piel no esté irritada o hipersensible ya que la sal podría intensificar estos síntomas.

Añade tu comentario