Se ha copiado la url

Día de la Tierra: ¿Cómo reducir nuestra huella de carbono?

Lunes 22 de Abril, 2019
Loading...
Día de la Tierra: ¿Cómo reducir nuestra huella de carbono?
(Foto: iStock)
1 de 3

A propósito del Día de la Tierra, el cual se celebra el 22 de abril, no todas las personas saben qué es la huella de carbono y cómo esta nos hace responsable de la situación en la que se encuentra el medio ambiente de nuestro planeta.

La huella de carbono es la cantidad de gases de efecto invernadero emitidos por efecto directo o indirecto de un individuo, organización, evento o producto, esta se mide en masa de CO2 equivalente.

Esta se calcula según el consumo y tipo de hábitos que se realicen día a día, como las compras diarias, el consumo energético que se hace, el medio de transporte que se usa, lo cual se acumula en la atmósfera y retienen parte del calor que emite la Tierra lo que genera el calentamiento global.

Por esta grave consecuencia es importante reducir la huella de carbono que dejan los seres humanos al máximo.

Para conocer qué huella de carbono deja un producto, se analizan todas las actividades de su ciclo de vida: conseguir las materias primas, fabricación, transporte, uso, y su gestión ya como residuo.

Para saber cuál es exactamente la huella de carbono que cada uno dejamos al planeta, las “calculadoras” de huella de carbono se encargan de valorar nuestros hábitos en cuanto a consumo de energía: en el hogar (electrodomésticos, etc.), en el transporte (cuánto consume el coche, cuántos km realizamos, etc.) y en los hábitos de consumo o residuos (si consumimos alimentos ecológicos o de producción cercana, envasados, si reciclamos, etc.).

Si quieres calcular tu huella de carbono ingresa aquí. (https://calculator.carbonfootprint.com/calculator.aspx?lang=es)

A continuación, te diremos cómo reducir tu huella de carbono, así que toma nota de estos pequeños cambios de hábitos, que señala la National Geografic:

1. Utiliza menos la secadora de ropa

Los tendederos y los rack de secado son una opción amigable con el planeta. Las secadoras de ropa producen una gran cantidad de CO2, al no utilizarlas bajas tu consumo de electricidad (y la cuenta), dejas de producir dióxido de carbono y, además, tienes como aliado al mejor quitamanchas que existe: el sol.

2. Desconecta el cargador de tu celular

Aunque no estés usando el cargador, si lo dejas conectado sigue consumiendo energía y contribuyendo al cambio climático, por eso los llaman “vampiros de energía”. Lo mismo pasa con el resto de tus aparatos si los dejas conectados: pantalla de TV, computadora, Blu-ray, DVD, etc. La mejor opción es comprar barras multicontacto, con estas podrás desconectar todas tus máquinas en un solo movimiento.

3. Mantén limpio tu refrigerador

El exceso de bolsas de plástico y empaques, así como mantener el congelador con hielo, hacen que tu aparato necesite más potencia para enfriar, y con ello se gasta más electricidad.

4. Saca la bicicleta

Muchos trayectos no justifican el uso del automóvil, ¿por qué no mejorar de paso tu salud recurriendo más a la bicicleta? (Considera también el transporte público).

5. Utiliza bolsas de tela cuando vayas a comprar

Seguro esto ya lo sabías, pero uno de los mayores enemigos del medio ambiente el el uso excesivo del plástico, y usar cajas cartón o bolsas de tela al ir a comprar ya sea a la tienda, supermercado o mercado, es una medida necesaria.

  • 6. Regresa al tomatodo*

Comprar botellas plásticas con líquido cada que tienes sed es poco amigable con el planeta, mejor compra un termo y lleva en éste tus bebidas. Un beneficio adicional es que podrás controlar mejor la calidad de los líquidos que ingieres pues los llevarás desde tu hogar, y no te arriesgarás con bebidas de dudosa calidad. Con el tiempo verás que el ahorro también será notable.

7. Reduce la ingesta de carnes

Ya se trate de cerdo, res o aves, el proceso para llevarlos a tu mesa gasta una gran cantidad de energía.

8. Mantén tu automóvil en buen estado

Si necesitas seguir utilizando tu coche, mantenlo en buen estado. Los autos con el mantenimiento adecuado, como las llantas infladas correctamente, generan menos emisiones de gases de efecto invernadero, además de que no te dejarán tirado en el camino.

9. Adopta plantas endémicas

Las plantas propias de la localidad donde vives no requieren demasiado uso de agua, y sus beneficios son mayores al absorber el CO2 del aire. Lo mejor sería que plantaras un árbol, pero si no cuentas con el espacio o las condiciones necesarias, puedes explorar algunas ideas alternativas como los jardines verticales.

10. Recuerda las tres erres

Busca tener presente siempre el significado de las tres erres y procura aplicarlas siempre que puedas: Reduce, Reutiliza y Recicla.

Añade tu comentario