Se ha copiado la url

Día Mundial del Sueño: Recomendaciones para dormir bien

Un buen descanso regula el metabolismo del cuerpo, especialmente en los más pequeños del hogar.

Jueves 14 de Marzo, 2019
Loading...
Día Mundial del Sueño: Recomendaciones para dormir bien
1 de 3

Los seres humanos duermen durante un tercio de su vida, señalan diversos estudios, por este motivo es considerada una de las necesidades básicas del ser humano, crucial para la salud y el bienestar en general, por este motivo y apropósito del Día Mundial del Sueño, que se celebra cada 15 de marzo, ondearemos en este tema, para tomar conciencia acerca de los desórdenes del sueño y el impacto que estos tienen en nuestra sociedad.

El doctor Darwin Vizcarra, neurólogo y director de Hypnos – Instituto del Sueño de Clínica San Felipe señaló que las “estadísticas indican que cerca de un 30% de peruanos adultos duermen menos de seis horas. Aproximadamente un 10% de ellos tienen el diagnóstico de insomnio”.

Por otro lado, indicó que los desórdenes del sueño implican una importante carga a nivel individual y social, considerándose incluso un problema de salud pública, ya que la falta de sueño puede tener un efecto negativo sobre la vida y las relaciones interpersonales.

De hecho, está relacionada a condiciones como depresión, ansiedad y psicosis.

Otro punto a tratar es el ronquido, asociado a pausas en la respiración durante el sueño, que también es un problema, más allá del malestar que genera a quien acompaña al roncador, constituye un riesgo de salud importante llamado el síndrome de apnea obstructiva del sueño (SAOS); asociado con cansancio matutino, dificultad para mantenerse despierto durante el día, sueño interrumpido nocturno, cambios en el ánimo, irritabilidad, y disminución de la concentración.

Los síntomas antes mencionados pueden pasar desapercibidos en un adulto mayor, ya que el ronquido no necesariamente es la manifestación principal; otros síntomas como levantarse en las noches a orinar, tendencia a las caídas, cambios en el ánimo y compromiso cognitivo, pueden presentarse.

Además, según investigaciones, los ronquidos producen incremento en la probabilidad de desarrollar hipertensión arterial, así como, riesgo de infarto cerebral, infarto cardiaco, y arritmias cardiacas.

Por otro lado, se viene estudiando su asociación con el deterioro cognitivo (problemas de memoria y otros relacionados con la presencia de micro infartos cerebrales). Al respecto, investigaciones del Instituto Hypnos de Clínica San Felipe han podido identificar la relación entre microinfartos cerebrales y una mayor severidad de apnea del sueño.

“Recientemente, se discute la posibilidad de un incremento del riesgo de padecer la enfermedad de Alzheimer en relación a trastornos del sueño. Por lo que un sueño adecuado favorecería la salud y el envejecimiento feliz”, indicó el Dr. Vizcarra.

Para evitar estos trastornos del sueño, hay que eliminar los malos hábitos y buscar la calidad de sueño en adultos. Para ayudar a mejorar el bienestar y el buen dormir en general de las personas, la Sociedad Mundial del Sueño proporciona las siguientes recomendaciones:

1. Establecer una hora determinada para acostarse y despertar.

2. Si se tiene el hábito de tomar siestas, evitar que estas excedan los 45 minutos de duración.

3. Evitar el consumo de alcohol excesivo cuatro horas antes de acostarse, y no fumar.

4. Evitar el consumo de cafeína seis horas antes de acostarse. Esto incluye café, té, chocolate y la mayoría de gaseosas.

5. Evitar comidas pesadas, muy picantes o condimentadas cuatro horas antes de acostarse. Un bocadillo ligero antes de acostarse es aceptable.

6. Hacer ejercicio regularmente, pero no justo antes de acostarse.

7. Asegurarse de descansar en una cama cómoda.

8. Establecer una adecuada temperatura del ambiente y mantener el cuarto ventilado.

9. Intentar reducir el nivel de ruido y luz, ya que este puede generar distracciones.

10. Limitar el uso de la cama a actividades relacionadas al sueño, evitar su uso para trabajar u otras actividades recreacionales.

Además de esto, la Sociedad Mundial del Sueño detalló que para que el sueño sea de buena calidad debe cumplir con las siguientes condiciones:

Duración: las horas de sueño deben ser suficientes para que uno despierte descansado y se mantenga alerta durante el día siguiente.
Continuidad: los periodos de sueño deben ser continuos, sin interrupciones.
Profundidad: el sueño debe ser lo suficientemente profundo para ser restaurativo.

Cabe señalar que este viernes 15 de marzo diversos especialistas en medicina del sueño se congregarán este viernes 15 a las 7:00 pm en la Cámara de Comercio de Lima, en el evento “Sueño saludable, envejecimiento saludable”. El ingreso es libre y los cupos son limitados

Añade tu comentario