Se ha copiado la url

Diez productos peruanos que cuenta con denominación de origen

Distinción es otorgada por el Indecopi, que permite acceder a beneficios como acreditación de calidad y mayor valor en el mercado.

Miércoles 30 de Enero, 2019
Loading...
Diez productos peruanos que cuenta con denominación de origen
(Foto: Andina)
1 de 3

La denominación de origen es un tipo de indicación de procedencia, que se aplica a un producto alimenticio, cuya calidad y características se deben fundamentalmente al medio geográfico en el que se produce, transforma, elabora y/o envasa.

Esta distinción sirve para designar, distinguir y proteger un producto en función de sus especiales características derivadas, esencialmente, del medio geográfico en que se elabora, considerando factores naturales, climáticos y humanos.

Los productores que se acogen a esta denominación, se comprometen a mantener la calidad del producto elaborado, lo más alta posible y algunas técnicas básicas de elaboración tradicional.

Estos son los diez productos nacionales que cuentan con denominación de origen:

El Pisco

La emblemática denominación de origen peruana, otorgada el 12 de diciembre de 1990, que distingue al destilado bandera, obtenido de acuerdo con lo establecido en el Reglamento de la Denominación de Origen Pisco. Se elabora desde la época de la Colonia Española, en la costa de lo que hoy corresponde a los departamentos de Ica, Lima, Arequipa, Moquegua y Tacna (específicamente en los valles de Locumba, Sama y Caplina).

Pisco es producto del mestizaje: la vid traída de Europa, un suelo propicio para su cultivo en la costa sur del Perú y las técnicas de elaboración desarrolladas en la zona.

Maíz blanco gigante del Cusco

La segunda denominación de origen reconocida el 26 de setiembre de 2005. Distingue la especie maíz blanco gigante (Paraqay sara) y a la zona geográfica delimitada para su cultivo y producción: las provincias de Calca y Urubamba.

La provincia cusqueña de Calca posee siete distritos: San Salvador, Písac, Taray, Coya, Lamay, Calca y Lares. En todos ellos, excepto en el último, se cultiva esta variedad. Por su parte, los siete distritos de Urubamba son Urubamba, Huayllabamba, Ollantaytambo, Yucay, Maras, Machu Picchu y Chincheros. Excepción hecha de los dos últimos, en todos se cultiva el maíz blanco gigante.

Cerámica de Chulucanas

Recibió la distinción el 26 de julio de 2006. La zona geográfica delimitada para la elaboración de los productos designados con esta denominación es el distrito de Chulucanas, provincia de Morropón, departamento de Piura.
La cerámica es el resultado de la interacción de los factores naturales (arcilla, hojas de mango, entre otros) y de los factores humanos (técnicas ancestrales, heredadas de los antiguos pobladores de la cultura Vicus, que se desarrolló los años 150 a.C. y 400 d.C.

Pallar de Ica

Obtuvo la denominación de origen el 23 de noviembre de 2001. La zona geográfica delimitada para el cultivo y producción del producto comprende las provincias de Chincha, Pisco, Ica, Palpa y Nazca.

Se caracteriza por ser un producto de sabor agradable (dulce), de cáscara delgada (textura), de fácil y rápida cocción, el cual luego de la misma se presenta cremoso y suave. La dulzura distintiva del producto Pallar de Ica se debe a su menor contenido de ácido cianhídrico.

Café de Villa Rica

Esta denominación de origen fue concedida el 20 de agosto de 2010 y está conformada por la expresión Villa Rica, que corresponde al distrito del mismo nombre, ubicado en la provincia de Oxapampa, región Pasco, situado en la zona central del territorio peruano.

Muchas de las cualidades que exhibe este café están relacionadas al componente geográfico de Villa Rica, al clima donde se cultiva, a los tipos de suelos y las fuentes de agua que sirven para que movilicen nutrientes desde el suelo hacia la planta.

Zapallo loche

La sexta denominación de origen, oficializada el documento el 3 de diciembre de 2010, es el zapallo loche de Lambayeque, que identifica a un fruto con un agradable aroma y sabor característico, de gran valor gastronómico.

Este fruto es el resultado de la interacción de factores ambientales que se conjugan en la región Lambayeque (provincias de Chiclayo, Lambayeque y Ferreñafe), así como consecuencia de factores geográficos.

Café Machu Picchu Huadquiña

La distinción fue otorgada el 8 de marzo de 2011, este café se produce en el caserío Huadquiña (ex-hacienda Huadquiña), en el distrito de Santa Teresa, provincia de La Convención, departamento de Cusco.

Dicha zona geográfica se localiza cerca de los valles donde se ubica el Santuario Histórico de Machu Picchu y en las cercanías de los nevados Salkantay, Sacsarayoc y Humantay. Estos nevados contribuyen a crear un microclima en dicha zona con temperaturas que favorecen una lenta maduración de los cerezos y la acumulación de suficiente materia orgánica en los frutos y la semilla, que en conjunto finalmente dan lugar a un café con excelente cuerpo.

Maca de Junín y Pasco

La distinción fue conferida el 12 de abril de 2011 e identifica a la maca que se produce en las regiones Junín y Pasco, la misma que se caracteriza porque sus valores promedio de contenido de azúcares reductores determinan rasgos organolépticos como la dulzura, sabor, aroma y color, particularidades distintivas de la Maca Junin-Pasco.

Asimismo, los carbohidratos y el contenido de magnesio que ayuda en la reducción del estrés en conjunto con el potasio, son los que aportan las características de energizante y vigorizante a la maca, por estar directamente relacionados en el aporte calórico.

Aceituna de Tacna

Su denominación de origen fue entregada el 10 de diciembre de 2014 y se produce en las zonas de La Yarada, Sama e Ite.

La singularidad de la Aceituna de Tacna se debe debidas a su conexión entre el origen geográfico del producto y a la interacción del aporte humano (técnicas de cultivo de los olivicultores) con el factor natural (la influencia de la Corriente de Humbolt y condiciones térmicas particulares de la zona de producción).

Cacao de Amazonas

El Indecopi le otorgó la denominación de origen el 29 de agosto de 2016. La singularidad del cacao de Amazonas se debe a su conexión entre el origen geográfico del producto y a la interacción del aporte humano (por presentar variables meteorológicas que favorecen el desarrollo del árbol del cacao, entre otros) con el factor natural (por realizar prácticas y creencias ancestrales, entre otros).

Fuente: Agencia Andina

Añade tu comentario