Se ha copiado la url

Errores comunes al limpiarse los oídos podría causar graves problemas auditivos

Jueves 02 de Mayo, 2019
Loading...
Errores comunes al limpiarse los oídos podría causar graves problemas auditivos
(Foto: iStock)
1 de 3

Especialistas de EsSalud explicaron las formas correctas para el aseo de los órganos auditivos.

Una acción tan frecuente como el aseo de los oídos, podría no ser nada dañino para la salud, pero los usos incorrectos del hisopo, así como otros accesorios, podría ser perjudiciales si no son usados correctamente.

El uso desmedido e inadecuado podría causar infecciones, perforaciones en la membrana del tímpano y otros graves daños a los canales auditivos, advirtieron los especialistas del Seguro Social de Salud (EsSalud), quienes instaron a los peruanos a tener mayor cuidado con la higiene de este importante órgano.

Roger Rueda Zegarra, médico otorrinolaringólogo de la Red Prestacional Almenara (Essalud), enumeró algunos de los errores más comunes en la población al momento de limpiarse los oídos:

Un uso incorrecto de hisopos puede causar algunas infecciones, incluso, perforar la membrana del tímpano. Roger Rueda Zegarra, médico otorrinolaringólogo de la Red Prestacional Almenara (Essalud), explicó cuáles son los errores más comunes en la población al momento de limpiarse los oídos:

- Uso del hisopo aplicando demasiada fuerza. Puede generar lesiones graves al tímpano y solo puede ser tratado a través de una cirugía denominada ‘timpanoplastia’ para reparar el daño.

- Introducir demasiado el hisopo al canal auditivo. Al hacer esta acción, se empuja la cera o cerumen hacia el interior del oído y, por efecto de esta presión, se compacta, lo cual impide la normal evacuación del cerumen y, a su vez, genera graves problemas auditivos, como lesiones graves al tímpano.

- Usar un gancho para el cabello, pinza, clip o la punta del lápiz puede generar una fuerte infección y provocar hasta una parálisis en el rostro.

El especialista señaló que los más vulnerables a estos daños son los niños, pues no tienen la noción de la profundidad de este órgano y se limpian el oído sin las precauciones necesarias.

Asimismo, señaló que la acumulación de cerumen hace difícil e imposible detectar una afección o infección del oído.

Zegarra explicó que nuestro organismo tiene mecanismos de auto higiene, el cual se encarga de liberar la cera o cerumen del oído de forma espontánea.

Pero además hay otras alternativas para limpiar los canales auditivos. Como por ejemplo: el uso de gotas especiales para eliminar el cerumen, el lavado con jeringa o una microsucción, que se hace a través de un microscopio y un diminuto dispositivo que aspira el cerumen.

En estos casos, el especialista enfatizó que la limpieza de la membrana timpánica debe ser realizada por médicos y en un consultorio, por ser este un procedimiento minucioso.

Añade tu comentario