Se ha copiado la url

Evita el sueño después de comer con estas recomendaciones

Lunes 16 de Septiembre, 2019
Loading...
Evita el sueño después de comer con estas recomendaciones
(Foto: iStock)
1 de 3

Seguramente en más de una ocasión te has sentido realmente agotado y somnoliento luego de almorzar, esta situación se debe a que el cuerpo activa un mecanismo de “descanso y digestión”, cuando consume ciertos alimentos.

Y es que es en el proceso digestivo en el que desencadena en nuestro organismo múltiples reacciones.

Por ejemplo, el consumo de hidratos de carbono, especialmente los azúcares, aumenta la cantidad de insulina que produce el páncreas. El incremento de esta hormona, aumente la actividad del triptófano, un aminoácido esencial en el cerebro, que provoca mayor producción de serotonina y melatonina, los neurotransmisores encargados de la regulación del sueño y la sensación de bienestar.

Asimismo, debido a este proceso, el consumo de carbohidratos es uno de los factores determinantes en la somnolencia que se siente tras el almuerzo. Por ejemplo, el cuerpo absorbe rápidamente el almidón y el azúcar del pan blanco, elevando los niveles de glucosa en la sangre, lo que en poco tiempo provocará cansancio.

Por otro lado, cuando el cuerpo come utiliza parte de su propia energía para digerir los alimentos, extraer y sintetizar los nutrientes. Por este motivo, cuando se lleva a cabo grandes comilonas o atracones con productos muy calóricos, el organismo tiende a trabajar más tiempo, es decir empleará más energía lo cual también causa más cansancio.

Además, hay ciertos alimentos que tienen mayor cantidad de triptófano, como la cereza, lo afecta los niveles de melatonina, una hormona responsable de inducir el sueño. Este componente también se encuentra en el pavo, las espinacas, el queso, los huevos y el tofu, así que su consumo debería ser moderado.

Pero si quieres decirle adiós a esa sensación de cansancio, a continuación, conocerás algunas recomendaciones que te ayudarán a combatir la sensación de fatiga luego de comer:

- Comidas con un equilibrio de macronutrientes:

Un almuerzo que aporte un equilibrio de hidratos, proteínas y grasas será más fácil de asimilar para el organismo que las comidas ultraprocesadas, que suelen ser muy calóricas por el alto contenido de azúcares, aceites, harinas refinadas.

La comida real y los alimentos naturales son ricos en fibra, lo cual ayuda a mantener los niveles de glucosa en sangre a niveles estables.

Ingerir vegetales, que conformen el 50% del plato de comida, ayudará a proporcionar menos calorías, por lo cual el organismo empleará menos energía para digerirla. Además, contribuye a sentirse saciado.

- Escuchar al organismo

Cuando se come, se deja de sentir hambre y se alcanza el nivel de saciedad óptimo, es mejor dejar de comer. De continuar ingiriendo los alimentos, el cuerpo tendrá que trabajar más para sintetizar dichos alimentos.

- Reducir el azúcar

Las altas cantidades de azúcar, ya sea natural o añadida, puede disparar los niveles de glucosa en muy poco tiempo, lo cual podría aportar energía de manera rápida, pero de breve periodo de tiempo, la cual desaparecerá al mismo tiempo que aumentará la insulina y la serotonina, y con esto somnolencia.

- No olvidar el desayuno y hacer varias comidas

Saltarse la primera comida del día provoca que en el almuerzo se tenga más hambre y aumente la posibilidad de los atracones o comer ultraprocesados. Un adecuado desayuno y la ingesta de algún alimento a media mañana contribuirán en llegar más saciado al almuerzo.

- Caminar 10 a 15 minutos

Si se dispone de tiempo realizar una pequeña caminata ayuda a mejorar la circulación de la sangre y oxígeno en el cuerpo, lo cual evitará la somnolencia y nos mantendrá enérgico.

Fuente: El Confidencial

Añade tu comentario