Se ha copiado la url

Finanzas personales: ¿Cuándo una deuda es buena o mala?

Miércoles 15 de Mayo, 2019
Loading...
Finanzas personales: ¿Cuándo una deuda es buena o mala?
(Foto: iStock)
1 de 3

El deseo de adquirir algunas cosas materiales o de crecer profesionalmente, nos llevan a siempre a tener una que otra deuda en alguna entidad bancaria. Si bien, lo recomendable es no endeudarse, sino juntar poco a poco el dinero para luego planificar los gastos, existen algunas deudas que son buena, según Tammy LallyCoach, de Money certificada y oradora de TED, pero otras vale la pena no adquirirlas.

¿Existe realmente la deuda buena y mala? En el portal Quora, una web especializada en obtener y compartir conocimientos, Tammy Lally respondió a esta inquietud.

Para la experta, la deuda “buena” es una inversión de dinero que crece en valor o genera ingresos a largo plazo. Dos buenos ejemplos son: las hipotecas de vivienda y los préstamos estudiantiles.

Con las hipotecas, usted está tomando un préstamo para ser propietario de un activo potencialmente apreciable, y puede ser deducible de impuestos. Sin embargo, la deuda buena se vuelve mala si compra una casa con un pago inicial de menos del 20% y ninguna cuenta de ahorros para cubrir el mantenimiento inesperado.

Con los préstamos estudiantil, los beneficios incluyen oportunidades profesionales mejoradas, lo que aumentará su potencial de ingresos a largo plazo. Sin embargo, si decide no seguir un semestre y usar el dinero de su préstamo estudiantil para comprar un auto nuevo o ir de compras esta será la peor decisión financiera que hayas tomado.

En tanto, la deuda “mala” funciona contra usted desde el inicio, como las tarjetas de crédito y los préstamos para automóviles a largo plazo.

Las altas tasas de interés de las tarjetas de crédito le costarán mucho con el tiempo. Si los usa, debe pagarlos todos los meses para no generar intereses y crear una trampa financiera, ya que entrará en un círculo vicioso de deuda que lo mantendrá atado en trabajo que odia para poder cubrir los gastos hechos con ella. Si es posible, no use tarjetas de crédito. Su primera opción debe ser siempre el efectivo.

Por otro lado, al comprar un auto nuevo está tomando prestado algo que pierde valor de inmediato tan pronto como le entregan la llave del vehículo. Un automóvil ligeramente usado, de 2 a 3 años de edad, suele ser más rentable. Y si tiene que financiar un automóvil usado, los préstamos para automóvil de 3 años son mejores que los otros. Eso sí, si ve que no puede pagar la renta a los 3 años, entonces no debe comprarse el carro.

Añade tu comentario