Se ha copiado la url

Karen Uhlenbeck: La primera mujer que gana el "Nobel" de matemática

La estadounidense de 76 años es especialista de las ecuaciones derivadas parciales y siempre ha sido una activista en favor de la igualdad de género en las ciencias y las matemáticas.

Martes 19 de Marzo, 2019
Loading...
Karen Uhlenbeck: La primera mujer que gana el
(Foto: iStock)
1 de 3

Por primera vez en la historia una mujer se gana el “Nobel” de las matemáticas, la galardonada es la estadounidense Karen Keskulla Uhlenbeck, especialista de las ecuaciones derivadas parciales, se convirtió en la primera mujer en recibir el premio Abel de las Matemáticas otorgado por la academia noruega de Ciencias y Letras.

Hasta ahora este galardón, creado en el 2002 con el objetivo de compensar la ausencia de un “Nobel” en esta rama de la ciencia, había sido entregado a 19 hombres.

“Karen Uhlenbeck recibe el Premio Abel 2019 por su trabajo fundamental sobre análisis geométrico y teoría gauge, que ha transformado drásticamente el paisaje matemático”, dijo el presidente del comité Abel, Hans Munthe-Kaas, en un comunicado.

Según el comunicado de la academia noriega, las teorías de Uhlenbeck “han revolucionado nuestro modo de entender las superficies mínimas, como la formada por las burbujas de jabón, y los problemas de minimización general en dimensiones más altas”.

Esta distinción lleva el nombre del matemático noruego Niels Henrik Abel (1802 – 1829) y cuenta con un premio de seis millones de coronas (620.000 euros o 703.517 dólares), considerado una de las más prestigiosas condecoraciones en el mundo de las matemáticas junto a la medalla Fields, que se otorga cada cuatro años.

Su trabajo ha sido descrito como uno de los más importantes en matemáticas del siglo 20. “Soy matemática. Los matemáticos hacen una investigación exótica, por lo que es difícil describir exactamente lo que hago en términos sencillos. Trabajo con ecuaciones diferenciales parciales que originalmente se derivaron de la necesidad de describir cosas como el electromagnetismo, pero han sufrido un siglo de cambios en el que se utilizan de una manera mucho más técnica para observar las formas del espacio”, explicó ella misma en su autobiografía.

Karen nació en Cleveland, está especializada en ecuaciones derivadas parciales, las cuales fueron desarrolladas con el objetivo de describir fenómenos como el electromagnetismo pero que a días de hoy se emplean en otros conceptos Además, ha “desarrolló técnicas y métodos de análisis global que están actualmente en caja de herramientas de todo geómetra y analista”, señaló la Academia Noruega de Ciencias y Letras.

En la actualidad, trabaja como profesora de investigación invitada en la Universidad de Princeton y como profesora asociada del Institute fot Advanced Study (IAS), ambas instituciones ubicadas en los Estados Unidos.

También es una activista en favor de la igualdad de sexos en las ciencias y las matemáticas, pues ella misma ha contado las dificultades que tuvo de joven para avanzar en el mundo de las matemáticas. “Cuando buscaba trabajo me dijeron que las personas no contrataban mujeres. Que debía ir a casa y tener bebés. Así que los lugares interesados en mi esposo, el biofísico Olke C. Uhlenbeck, del que luego se separó, no estaban interesados en contratarme. Recuerdo que me dijeron que había reglas del nepotismo y que no podían contratarme por este motivo”.

“No puedo pensar en una mujer matemática para quien la vida haya sido fácil. Los esfuerzos heroicos tienden a ser norma” expresó Uhlenbeck en la década de los 90. “Uno de los problemas más serios que tienen las mujeres es hacerse a la idea de que existe una sutil falta de aceptación hacia ellas y que tienen que actuar en consecuencia”, advirtió en ese entonces.

Añade tu comentario