Estás en: Inicio / Mundo Plus / Moda y Belleza / ¿Cómo cuidar las cicatrices en verano?

Moda y Belleza

¿Cómo cuidar las cicatrices en verano?

Con la llegada de las altas temperaturas hay que tomar ciertas precauciones.

A pocos días de iniciarse la temporada altas temperaturas son muchas las precauciones que debemos tomar en relación a nuestra salud. Una de ellas es el cuidado que tenemos que tener con las cicatrices, luego de una intervención o tratamiento quirúrgico.

Según recomiendan desde Top Doctors, es importante tener en cuenta que hay que empezar el tratamiento cuanto antes, sobre todo cuando se acerca la época de sol. Para esto, hay que conocer ciertos detalles para poderlas tratar y mejorar.

Hay que conocer los factores que influyen en las cicatrices:

La región anatómica donde está. Hay zonas de nuestro cuerpo que cicatrizan peor que otras, por ejemplo la zona preesternal, la espalda, las orejas y los hombros son zonas de peor calidad. Sin embargo, la frente, los párpados y las manos son de las mejores.

Las causas que la provocaron. Una cicatriz quirúrgica se mantiene más tiempo con inflamación, ya que suele ser más profunda, pero son de mayor calidad, porque el corte o incisión es controlado por el cirujano. Las quemaduras suelen ser de mayor amplitud, y las cicatrices por traumatismos o golpes (leves y con puntos de sutura) tienen una recuperación más rápida.

Fase de cicatrización. Se considera «cicatriz» la señal o marca en la piel después de cerrar una herida. Así pues, al comienzo de este proceso tendrán una tonalidad más rosácea o colorada, al menos los primeros 6-9 meses. Aquí es cuando la cicatriz se encuentra en su fase más activa, y cuando más podemos mejorarla con los diferentes medios que tenemos. El proceso de cicatrización es variable en cada paciente, dependiendo también de la edad y la raza.

Luego de conocer estos detalles, podemos comenzar a tratar la cicatriz desde el momento en el que ya no hay costras ni heridas (aproximadamente la cuarta semana tras la cirugía). Hay diferentes maneras de hacerlo, a continuación te mencionaremos algunas:

La protección solar. Una buena crema de protección con pantalla total (50+) es fundamental. Renovándola cada 4-5 horas si hay exposición solar. Existen diferentes marcas en el mercado, algunas de ellas con color para la cara que dan un toque de maquillaje.

Crema cicatrizante. La cicatriz está activa 24 horas, así que debemos aplicar tratamientos cuantas más horas al día mejor. Cuidado con los aceites ya que manchan y es mejor aplicarlos por la noche.

Parches. Hay diferentes tipos, como la silicona o el poliuretano. Son muy cómodos ya que se pegan y estamos tratando la zona todo el día. Incluso no es necesario retirarlos para la ducha. Los colocamos a medida de nuestra cicatriz y nos olvidamos. No es recomendable aplicar crema y parches a la vez, mejor ir alternando.

Masajes. Las cicatrices tienen tendencia a crear adherencias a planos más profundos, quedando «ancladas». Para evitarlo, realizaremos unos masajes circulares sobre la propia cicatriz, para despegarla. Podemos hacerlo aplicando alguna crema o aceite cicatrizante.

Geles. Para zonas muy visibles como la cara son muy útiles, ya que pasan desapercibidos y no se ven, pero hay que renovarlos cada 12 horas.

Fuente: ABC