Estás en: Inicio / Mundo Plus / Moda y Belleza / Frena la caída del cabello de manera rápida y sencilla

Moda y Belleza

Frena la caída del cabello de manera rápida y sencilla

El zinc es uno de los ingredientes necesarios para la renovación celular de piel, cabello y uñas, si nuestro organismo está escaso de este mineral la pérdida de cabello es segura.

La caída de cabello es un tema preocupante tanto para hombres como para mujeres, pues ambos géneros se ven afectados por esta dolencia de manera igual, tanto en el aspecto de la salud como en el de la autoestima.

En periodos estacionales de caída de cabello se pueden llegar a perder entre 80 y 100 cabellos al día, llegando a ser una merma más elevada cuando nos encontramos en otoño o primavera.

Miriam Quevedo, especialista en antienvejecimiento capilar, señala que cuando finaliza el ciclo de caída el pelo se inicia el proceso de crecimiento, pero si el pelo no crece, se cae en exceso o se vuelve tan fino que no resiste el peinado, es el momento de lanzar la señal de alarma y tomar medidas para contrarrestar esta situación.

La experta señala que “el pelo pierde proteínas con el paso del tiempo y se vuelve fino y quebradizo pero, además, la microcirculación del cuero cabelludo se ralentiza, y afecta a la cantidad y calidad del cabello nuevo”, esto debido al envejecimiento y estilo de vida.

En este sentido, para atenuar el envejecimiento del pelo y del cuero cabelludo, se recomienda utilizar productos para desintoxicar las células de la piel y eliminar impurezas, que ayuden a equilibrar la acumulación de grasa o caspa, indicados para cueros cabelludos deshidratados, estresados por condiciones ambientales o tratamientos químicos, cabellos frágiles, finos, con caspa, secos o grasos, y con tendencia a la caída.

Por otro lado, para Mario Anes, director artístico de la firma Cotril, la mejor manera de evitar una abundante caída estacional del cabello es no abusar de gorros y sombreros muy ceñidos para facilitar la transpiración.

“Los peinados muy tirantes provocan caídas por tracción”, indica Anes, de ahí que trenzas y coletas no son aconsejables en la época de caída del cabello. El cepillado debe de ser suave y, si hay tiempo, añadir un pequeño masaje desde la raíz.

El secador también es un recurso del que es preferible no abusar “especialmente del calor sobre el cuero cabelludo”, de la misma manera que desaconseja aplicar productos directamente sobre él, “pues no le dejan transpirar”.

Además, como en todo lo relacionado con el organismo, la alimentación juega un papel importante. “Dentro de un apartado que podemos controlar siendo adultos, la alimentación es vital para frenar la caída del cabello”, mencionó Mari Cruz Arcas, directora científica de Beauty&Go.

Para esta experta el zinc es uno de los ingredientes “necesarios para la renovación celular de piel, cabello y uñas, si nuestro organismo está escaso de este mineral la pérdida de cabello es segura, y su déficit provoca que el cabello se vuelve seco, quebradizo y sin brillo”, afirma con rotundidad.

El manganeso favorece el crecimiento del pelo y le da fuerza; la vitamina B es uno de los principales ingredientes que ayudan a evitar el envejecimiento del cabello y su pigmentación natural; _la vitamina B12 fomenta su crecimiento y la vitamina C ayuda a absorber mejor la vitamina B12 y permite una mayor hidratación del cabello.

Lo recomendable es una dieta rica en trigo, arroz, manzanas y avena; además del hierro que nos pueden aportar las legumbres; la biotina, que incorporan las nueces; y el ácido fólico de las espinacas.