Estás en: Inicio / Mundo Plus / Salud / Ameba “come cerebros”: ¿Qué es y cómo evitar su contagio?

Salud

Ameba “come cerebros”: ¿Qué es y cómo evitar su contagio?

Se calcula que solo una docena de persona en el mundo ha sobrevivido a la infección.

La ameba Naegleria fowleri es un microorganismo vivo unicelular que vive en aguas dulces templadas, como las que hay en los lagos, ríos, aguas termales geotermales, aguas residuales, piscinas mal mantenidas o fuentes de agua potable geotermal, es menos probable que se encuentre en el agua cuando las temperaturas bajan.

Este tipo de ameba es la causante de la meningoencefalitis amebiana primaria, una enfermedad infecciosa poco común que afecta el sistema nervioso central (encéfalo y médula espinal) de los pacientes. Tiene una elevada tasa de mortalidad, cercana del 99% de muerte, porque destruye progresivamente el tejido nervioso de las regiones alteradas.

La infección se produce cuando el agua contaminada entra en el organismo de las personas a través de las fosas nasales, vía por la cual llega al cerebro y destruye el tejido cerebral, por ello el nombre con el que se le conoce: “ameba como cerebros”.

Los síntomas suelen presentarse entre dos y quince días después de la exposición al patógeno y pueden presentarse los siguientes síntomas: dolor de cabeza, fiebres, nauseas. Al empeorar, las personas afectadas comienzan a experimentar un cuello rígido, confusión, pérdida de equilibrio, alucinaciones y convulsión.

Se calcula que solo una docena de persona en el mundo ha sobrevivido a la infección, que para su tratamiento emplean una droga antiparasitaria llamada milrefosina para tratar a los pacientes.

Si bien no existe un método para detectar y cuantificar la presencia de este parásito en el agua, para prevenir esta enfermedad se recomienda mantener el agua fuera de la nariz al nadar en aguas dulces, ya sea cubriéndose la nariz con la mano, manteniéndola fuera del agua o usando un clip para tapar los orificios .Además, se debe evitar bañarse en aguas contaminadas o en piscinas mal conservadas.