Estás en: Inicio / Mundo Plus / Salud / ¡Atención! Mujeres con implantes mamarios podrían desarrollar un tipo raro de cáncer

Salud

¡Atención! Mujeres con implantes mamarios podrían desarrollar un tipo raro de cáncer

En Estados Unidos que varias mujeres fueron diagnosticadas con esta enfermedad después de haberse sometido a una cirugía de aumento de mamas con prótesis de silicona.

Pese de que aún no está 100% comprobado, médicos del Centro Detector de Cáncer alertaron a las mujeres con implantes ante un posible riesgo de desarrollar un tipo de cáncer denominado Linfoma Anaplásico de Células Grandes (LACG), un tipo raro de Linfoma No Hodgkin.

Según precisó Mauricio León Rivera, director médico del Centro Detector del Cáncer, a pesar del pequeño número de casos, la presencia de LACG en portadoras de implantes podría no ser una coincidencia, debido a la localización del linfoma rodeando al implante, y que los linfomas mamarios suelen ser de células B (y no de células T como este Linfoma).

“En estos momentos no es posible identificar un tipo de implante concreto relacionado con un mayor o menor riesgo de este Linfoma, aunque se sabe que esta enfermedad aparece generalmente en pacientes que tienen implantes por periodos largos de tiempo, con un promedio de 8 años”, mencionó el especialista.

Por otro lado, los datos que se dispone no permiten establecer que los implantes mamarios son causantes del LACG. Dado que el LACG es tan extremadamente infrecuente, sería necesario recopilar datos de cientos de miles de pacientes y hacer seguimiento durante décadas para conclusiones definitivas, cosa que no se ha hecho ni se puede hacer hasta ahora.

Sin embargo, recientemente se dio a conocer en Estados Unidos que varias mujeres fueron diagnosticadas con esta enfermedad después de haberse sometido a una cirugía de aumento de mamas con prótesis de silicona.

Uno de estos casos fue el de Michelle Forney, una mujer de 46 años que después de haber sido sometida a una cirugía de aumento de busto, despertó un día con una “bola” del tamaño de una pelota de voleibol. La sorpresa fue que cuando el cirujano decidió retirarle los implantes se percató que alrededor del implante se encontraban docenas de tumores malignos.

La Administración de Drogas y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) ha estado investigando los reportes que relacionan a estos implantes con el cáncer, y ahora cuenta con más de 400 pacientes que desarrollaron ALCL luego de haber recibido un implante mamario sobre todo del tipo texturizado, de ellas nueve fallecieron.

León refirió que cuando se encuentre un caso sospechoso se recomienda tomar muestras del fluido peri protésico, así como de la cápsula de la prótesis, para su análisis patológico, el cual confirmaría o descartaría la presencia de esta enfermedad, incluyendo marcadores de inmunohistoquímica.

Lo bueno es que este tipo de linfoma tiene mucho mejor pronóstico del que no tiene relación con los implantes e incluso, los limitados a la capsula, se llegan a curar solo con cirugía, de ser más avanzado se utiliza siempre la quimioterapia y/o radioterapia.

El médico recomendó que “debe ser obligatorio reportar al Ministerio de Salud de cada país los casos confirmados para su recopilación y estudio sistemático para así obtener nuevas conclusiones”.