Estás en: Inicio / Mundo Plus / Salud / Conoce cuáles son los factores de riesgo del cáncer de endometrio

Salud

Conoce cuáles son los factores de riesgo del cáncer de endometrio

El 92% de los cánceres uterinos ocurren en esta parte del cuerpo femenino, según cifras de American Cancer Society.

El endometrio es un tejido que cubre toda la pared interna del útero y su espesor varía a lo largo del ciclo menstrual como respuesta a las hormonas estrógenos y progesterona en el torrente sanguíneo.

Este es el lugar donde el embrión se instala después de la fecundación, dando inicio al embarazo, pero para que eso suceda el endometrio necesita tener el espesor ideal y estar sano, libre de enfermedades.

En los últimos años, el cáncer de endometrio, que es considerado un tipo de cáncer uterino; ha ido en aumento, incluso en mujeres más jóvenes, considerando que la edad promedio de diagnóstico es de 60 años. Siendo este lugar en dónde se han registrado en el 2018 el 92% de cánceres uterinos, según American Cancer Society.

Ante esta situación, Cleveland Clinic Florida da a conocer algunos factores de riesgo que podrían incrementar su probabilidad de llegar a padecer esta enfermedad.

1. Exceso de masa corporal

Hasta el 40% de los casos de carcinoma de endometrio son atribuibles al exceso de masa corporal y obesidad. Incluso, si una persona ha sufrido este mal en la adolescencia, podría aumentar la aparición de dicha neoplasia en la edad adulta.

El cáncer de endometrio es dos veces más común en las mujeres con sobrepeso, y tres veces más común en las mujeres obesas, y ataca principalmente a mujeres posmenopáusicas.

2. Diabetes

En mujeres con diabetes, el cáncer de endometrio puede ser hasta cuatro veces más común. Si bien, esta enfermedad es más frecuente en personas con sobrepeso, aquellas que no lo padecen también tienen un alto riesgo de padecer este tipo de cáncer.

3. Antecedentes familiares

Tener un familiar de primer grado (madre, hermana, hija) que ha tenido un cáncer de endometrio aumenta el riesgo de padecer este mal. Así mismo, sucede si ha padecido anteriormente cáncer de mama o de ovarios.

Por otro lado, enfermedades ginecológicas como el síndrome del ovario poliquístico, también incrementan la posibilidad de desarrollar un cáncer de endometrio, ya que produce niveles de estrógeno más altos y niveles de progesterona más bajos de lo habitual.

4. Nuliparidad

Aquellas mujeres que nunca han estado embarazadas se encuentran más expuestas a desarrollar un cáncer de endometrio, pues están expuestas al estrógeno por un mayor tiempo.

En el embarazo, el equilibrio hormonal se inclina hacia una mayor producción de progesterona. La mujer que nunca ha estado embarazada tiene altas probabilidades de sufrir esta patología, especialmente si también es infértil.

“Actualmente, existen distintos procedimientos para tratar el cáncer de endometrio”, indica la Dra. Nicole Eiseler, M.D., médica oncóloga con subespecialidad en neoplasias ginecológicas en Cleveland Clinic Florida.

Un equipo de investigadores de Cleveland Clinic, estudió el papel único de una proteína reguladora inmunitaria, llamada CD55, que abunda en la superficie del cáncer de ovario endometrioide y las células de cáncer uterino; y descubrieron que, si quitaban de las células una esta proteína, el tumor sucumbía ante la quimioterapia, brindando un especial aporte para las mujeres con opciones limitadas.

A partir de eso, se busca conocer dos procesos principales de esta proteína: la capacidad de renovación y la forma en que se resiste.

Según los científicos, estos procesos son, a menudo, controlados por vías moleculares separadas; sin embargo, una vez bloqueados, se recuperará sensibilidad en el tumor y permitirá su total remoción.

Gracias a este descubrimiento, los científicos podrán crear tratamientos efectivos contra el cáncer de endometrio.

La cirugía es el tratamiento principal para la mayoría de las mujeres con cáncer uterino. Se puede usar radioterapia, terapia hormonal, quimioterapia o una combinación de estos, según la etapa y el tipo específico de célula cancerosa uterina encontrada.