Estás en: Inicio / Mundo Plus / Salud / Depresión blanca: ¿Qué es y cómo enfrentarla durante Navidad y el Año Nuevo?

Salud

Depresión blanca: ¿Qué es y cómo enfrentarla durante Navidad y el Año Nuevo?

El desgano y la falta de vitalidad son alguno de los síntomas que afectan a las personas durante estas fechas del año.

La llegada de la Navidad, a pesar de ser un tiempo de unión familiar, reuniones con seres queridos y amigos, no es siempre la mejor época para que todas las personas se sientan felices, pues algunas tienden a sentirse triste en por diversos motivos. Este fenómeno anímico es conocido como la “depresión blanca” y suele ser más propenso en los adultos mayores.

Entre alguno de los síntomas que se pueden presentar son cansancio, apatía, desgano, pérdida de vitalidad, estado de ánimo o humor depresivo, de manera constante durante la mayor parte del día, irritabilidad extrema, pensamientos negativos, perdida de interés por actividades placenteras.

Para el psiquiatra de EsSalud Carlos Vera la depresión es un trastorno del estado de ánimo que supone una de las principales causas de sufrimiento mental de las personas y algunas están asociadas a ciertas épocas.

El experto explicó que la depresión por fiestas como la Navidad y Año Nuevo es de tipo estacionaria, asociada a una época o estación del año. Puede llegar a ser muy grave, y si no se trata adecuadamente podría llegar a extenderse.

“En algunos casos, la depresión puede ser desencadenada por un acontecimiento de tipo adverso, en otros casos la depresión aparece sin causa aparente, es lo que se conoce como depresión endógena. La depresión asociada a fiestas suele aparecer sin ninguna causa aparente”, sostuvo.

El especialista dijo que para hacer frente a la depresión asociadas a fiestas se debe seguir algunas recomendaciones:

• Organízate con tiempo y no dejes todos los preparativos para el final.

• Organizar los eventos puede ser otra especie de celebración o acontecimiento para disfrutar en familia.

• No importa que todo este perfecto, pero sí que hagas de esos momentos tiempos de calidad.

• Dedícate tiempo a ti mismo: la Navidad también puede ser buen momento para ti, para mimarte.

• Analiza tus pensamientos y modifícalos por otros más realistas.

• Busca compañía y permítete ser activo.

• Cuando un ser querido no está, es normal echarle de menos y sentirnos tristes. Deja que la tristeza fluya, pero busca nuevas tradiciones que no asocies a esa persona.