Estás en: Inicio / Mundo Plus / Salud / Pasos para realizar un autoexamen de senos para detectar el cáncer de mama

Salud

Pasos para realizar un autoexamen de senos para detectar el cáncer de mama

Este tipo de enfermedad es la que tiene mayor incidencia en la mujer peruana, siendo la causante de la muerte de cuatro mujeres al día.

A propósito del Día Mundial Contra el Cáncer, que se conmemora este 4 de febrero, una fecha especial y una buena oportunidad para concientizar sobre la cultura de prevención sobre la salud referida a las mujeres, a continuación, daremos cinco pasos que compartió el diario El País para realizarse un autoexamen de senos para evitar el cáncer de mama.

Como se conoce, este tipo de cáncer es la principal causa de muerte de la población femenina en el Perú, desplazando al cáncer del cuello uterino, según el último informe de Globocan 2018, presentado por la Agencia Internacional de Investigación sobre Cáncer (IARC).

El autoexamen de mama es un procedimiento que se debe hacer una vez al mes: la semana después de la regla, momento en el que se tienen menos bultos, no están los senos tan sensibles y dan menos lugar a confusiones, o el primer día de cada mes para las mujeres que ya no menstrúan. Estos son los pasos que hay que seguir según Kristi Funk, cirujana oncológica de mama, en su nuevo libro Pechos: aprende a conocerlos (Urano, 2019):

Frente al espejo

1

Desnuda de cintura para arriba y delante de un espejo, hay que observar hasta el menor detalle de la forma, el tamaño y el contorno, buscando posibles alteraciones en la piel como un engrosamiento, un enrojecimiento, hoyuelos, retracción o protuberancias. La experta explica que “los pezones tienen que apuntar en la misma dirección siempre, ya sea al frente, a la izquierda, a la derecha”.

Aún frente al espejo, hay que colocar las manos sobre las caderas y empujar el cuerpo con ellas para flexionar los músculos pectorales para observar si hay hendiduras o bultos extraños. Después, levantar las manos por encima de la cabeza para observar si hay algo fuera de lo normal en los pechos.

En la cama o en la ducha

2

Tumbada en la cama o de pie en la ducha (en la postura que resulte más cómoda) hay que pasar los dedos por encima de los pechos siguiendo alguno de estos movimientos:

1) de arriba abajo
2) de izquierda a derecha
3) de forma concéntrica, trazando círculos como los de una diana
4) de manera radial, como los radios de una rueda

Sea cual sea el movimiento que elijas, los resultados serán los mismos; asegúrate solo de usar la misma técnica cada mes mientras tus dedos van memorizando sin darte cuenta el tejido de tus senos”, sostiene la experta.

Con el brazo por encima de la cabeza

3

Estirando el brazo izquierdo por encima de la cabeza para que la piel quede lo más tersa posible, Funk indica que hay palpar el pecho con las yemas de los tres dedos centrales de la mano derecha: “Empezando por la axila, se deslizan los dedos hacia la parte superior externa del pecho, trazando pequeños círculos a su alrededor, hasta palparlo entero”.

Este paso hay que repetirlo tres veces, primero con poca presión, luego un poco más y una última vez más profunda. Al terminar con un pecho hay que realizar el mismo proceso con el otro.

Explorar los pezones

4

En el último paso toca apretar con suavidad el pezón izquierdo unos segundos para notar si hay algún cambio. “Es probable que salga una pequeña cantidad de líquido que siempre está presente en los conductos mamarios”.

Es normal que esto ocurra al presionarlos o estimularlos, pero “nunca debería suceder por sí solo”, asegura la experta, que recomienda acudir al médico en el caso de que sea “acuoso o sanguinolento”. Hay que repetir la acción con el derecho.

El autoexamen de mama te tomará un par de minutos una vez al mes, recuerda que el cáncer es una enfermedad que puede superarse si se detecta a tiempo.