Estás en: Inicio / Mundo Plus / Salud / Verano 2019: Siete maneras para mejorar el cuidado de tus ojos

Salud

Verano 2019: Siete maneras para mejorar el cuidado de tus ojos

Pocos prestan atención a esta sensible parte de nuestro cuerpo, que puede sufrir graves consecuencias por la inadecuada exposición al sol.

A medida que la temperatura se incrementa, muchas personas toman cuidado de mejorar sus cuidados de alimentación y de la piel, pero se olvidan de uno de los cuidados más importantes: el de los ojos.

Y es que la inadecuada exposición al sol podría traer graves consecuencias y aumentar el riesgo de padecer ciertas patologías, como cataratas, pterigion, fotoqueratitis, cambios degenerativos en la córnea, entre otros.

Para ello, en los especialistas de Oftalmología de Clínica Internacional, compartieron en su página web un listado de siete maneras para mejorar el cuidado de los ojos durante este verano:

1. Usa lentes de sol con protección ultravioleta completa

Cuando la luz del sol se refleja en el agua, arena u otras superficies, puede afectar tu visión y causar una condición muy dolorosa llamada fotoqueratitis.

Esto sucede cuando los rayos ultravioleta (UV) queman la superficie o piel del ojo. Los síntomas de esta afección son dolor, enrojecimiento y visión borrosa.

Asimismo, la exposición continua a los rayos UV, particularmente la exposición a los rayos UVB, puede causar a largo plazo el desarrollo de cataratas, pterigio (el crecimiento de una carnosidad no cancerosa en la córnea) o cáncer de piel en los párpados.

Es por ello que, así como protegemos nuestra piel durante los meses verano, también debemos cuidar nuestros ojos. Y la mejor manera de hacerlo es usando lentes de sol con una protección solar de 400 (tanto para los rayos UVA y UVB).

Estos lentes deben usarse incluso en los días nublados.

2. Usa lentes de natación en la piscina

El cloro, diseñado para protegerte de la exposición a gérmenes, tiene el potencial de lastimar tu visión. Esto se debe a que este químico puede afectar la película lagrimal que mantiene nuestros ojos húmedos y saludables. ¿El resultado? Ojos rojos y visión borrosa.

La solución más sencilla para el cuidado de los ojos es usar lentes para piscina cada vez que vayas a nadar a una. Esto también se aplica cuando visites la playa u otros cuerpos naturales de agua (como ríos y lagunas), ya que estos pueden contener contaminantes que lastimen tu visión.

3. Usa sombreros

Incluso si llevas puesto lentes de sol cuando sales a la calle, no estás ofreciéndole a tus ojos una protección completa contra los rayos UV.

Los lentes de sol generalmente tienen espacios en los lados donde puede filtrar la exposición a los rayos solares. Para el cuidado de los ojos, es recomendable usar tanto lentes de sol como sombreros de alas anchas para minimizar cualquier riesgo.

4. Lávate las manos y evita frotarte los ojos

En el verano es la temporada donde las bacterias y gérmenes se propagan con mayor rapidez. Muchos estudios indican que la mejor manera de protegerte contra la propagación de enfermedades es simplemente lavándote las manos con regularidad.

Esto parece ser simple, pero es la medida de cuidado más importante y crucial para evitar adquirir y/o contagiar enfermedades infecciosas de los ojos, como la conjuntivitis.

Si usas lentes de contacto o estás recibiendo algún tratamiento en los ojos, recuerda lavarte bien las manos antes de ponerte las lentillas o aplicar cualquier medicamento.

Si sufres de conjuntivitis, evita frotarte los ojos tanto como sea posible, ya que esta enfermedad es contagiosa.

5. Mantén tus ojos hidratados

Pasar tiempo al aire libre cuando la temperatura está muy elevada, seca o con viento puede conllevar a una condición común llamada ojo seco. Esto sucede cuando un ambiente caliente afecta la película lagrimal, secando la superficie del ojo.

Para proteger tu visión en estas condiciones, usa lentes envolventes para mantener el viento fuera de la superficie de tu ojo. Además, usa lágrimas artificiales (preferiblemente aquellas que no contienen conservantes) para que tus ojos se mantengan húmedos y frescos.

6. Come sano y bebe mucha agua

Es posible que te sorprendas al saber que lo que comes tiene el poder de afectar lo bien que ves.

Hay muchos alimentos ricos en nutrientes que mejoran tu vista y ayudan a prevenir el desarrollo de problemas de visión a largo plazo.

Agregar un suplemento o consumir alimentos con alto contenido de vitamina A, C, E y Zinc puede ayudar a las personas con síntomas de degeneración macular relacionada con la edad: estos suplementos retardan y previenen la progresión de los síntomas.

Además, durante el verano, las personas tienen más probabilidades de deshidratarse, lo que puede afectar el cuidado de los ojos. La deshidratación grave dificulta que el cuerpo produzca lágrimas, ocasionando síntomas del ojo seco y otros problemas de visión.

Beber mucha agua cada día puede prevenir y revertir muchos de los efectos negativos de la deshidratación, así como proporcionar líquido para la función normal de los ojos.

7. Duerme lo suficiente

Tener una buena noche de descanso no solo ayudará a tu cuerpo, sino que te permitirá seguir un buen cuidado de los ojos. Si no duermes lo suficiente, puedes sufrir una disminución de la cognición en las tareas visuales.

Esto puede no parecer un gran problema hasta que te des cuenta de que necesitas una buena visión para conducir de manera segura. Además, cuando estás cansado, es más probable que tus ojos se sientan secos. Esto te alentará a frotarte los ojos para estimular la glándula lagrimal, aumentando así la probabilidad de exposición a agentes irritantes y enfermedades.

La mejor manera de mantenerte alerta y seguro es durmiendo entre 7 a 8 horas diarias.

Adopta estas medidas y cuidad tus ojos durante estos meses de verano, época en la que la temperatura llegará hasta los 36°C en algunas partes del país y reduce la cantidad de afecciones que puedes contraer.