Se ha copiado la url

Receta: Caramelle de zapallo en mantequilla de salvia

Martes 10 de Septiembre, 2019
Loading...
Receta: Caramelle de zapallo en mantequilla de salvia
(Foto: Archivo)
1 de 3

Para esos momentos especiales, Ximena Llosa nos presenta una deliciosa receta a base de zapallo.

Ingredientes:

Pasta fresca con semillas de amapola:

300 gramos de harina sin preparar
1 cucharadita de sal
3 huevos
3 cucharaditas de aceite de oliva
2 cucharadas de semillas de amapola

Relleno:

1 kilo de zapallo loche
1 cebolla blanca
3 dientes de ajo
Ramitas de tomillo fresco
Sal, pimienta y azúcar
Aceite de oliva c/n
500 gramos de queso ricotta
1 taza de queso parmesano rallado finito
Praliné de nueces o almendras a gusto

Mantequilla de salvia:

200 gramos de mantequilla
4 dientes de ajo enteros
4 cucharadas de salvia fresca picadita

Preparación:

Pasta fresca con semillas de amapola

Colocar en el procesador de alimentos todos los ingredientes y turbinar hasta que se forme una bola. Tapar con plástico y dejarla reposar mínimo por media hora a temperatura ambiente (no refrigerar).

Relleno

Lavar y pelar el zapallo lonche. Cortar en cuadraditos y mezclar con cebolla picadita finamente, ajos enteros, poner tomillo, sal, pimienta y azúcar.

Mojar con aceite de oliva y llevar al horno en un pyrex, revolviendo de vez en cuando hasta que el zapallo esté listo y confitado.

Aplastar el zapallo con un tenedor y mezclarlo con el queso ricotta desmenuzado con las manos. Agregar la mitad del queso parmesano y sazonar con sal, pimienta y si quieren un poquito de nuez moscada.

Mantequilla de salvia

Derretir la mantequilla en una sartén junto con los ajos. Apagar, echar la salvia y dejar reposar por 15 minutos. Echar sal, pimienta negra, retirar los ajos y usar la salsa.

Armado de los caramelle

Estirar la masa de pasta por grupos hasta que esté delgada e ir cortando rectángulos. Poner un poco de relleno sobre cada rectángulo y envolverlo con la misma masa (enrollando). Los bordes se sellan doblándolos como si fuera un caramelo. Aplastar bien para que quede bien sellado.

Acomodar los caramelle en una lata con un trapo con harina, ligeramente separados. Si se van a hervir al momento, se dejan ahí pero lo más recomendable es congelarlos para que sea más fácil de guardarlos, sobre todo para hacerlos con anticipación.

En agua hirviendo con sal se echan los caramelle y se cocinan por un par de minutos desde que el agua hierve (probar primero cocinando uno sólo). No recocerlos para que no se rompan. Apenas están, se sacan con una espumadera (no colar como si fueran spaghettis pues esta pasta es más delicada) y se echan con cuidado sobre la salsa.

Mezclar con cuidado, antes de servir en plato individual o en una fuente.

Decorar con hojitas de salvia, echar praliné y servir con queso parmesano encima.

Añade tu comentario
Noticias Relacionadas