Se ha copiado la url

Recomendaciones para cuidar a nuestros padres y abuelos en temporada de invierno

Lunes 26 de Agosto, 2019
Loading...
Recomendaciones para cuidar a nuestros padres y abuelos en temporada de invierno
(Foto: iStock)
1 de 3

La temporada de invierno siempre suele ser una de las más difíciles de sobrellevar para las personas, pero sobre todo para los adultos mayores. En esta época se incrementan las posibilidades de sufrir enfermedades respiratorias y se disminuye el nivel de actividad física al aire libre, pues estas personas deben adoptar medidas extremas de protección para cuidarse de las inclemencias del clima.

Pero, ¿qué debemos hacer para protegerlos? A continuación, especialistas de la ONG “Una Vida por Dakota” brindan algunas recomendaciones de cómo debemos cuidar a nuestros padres o abuelos ante las bajas temperaturas que se vienen registrando en algunas ciudades de nuestro país:

– Hidratación continúa

Aunque en temporadas frías la sensación de sed es menor, no se debe descuidar la hidratación de los adultos mayores. Es fundamental beber agua varias veces al día, con un mínimo de 2 litros diarios y evitar el consumo del alcohol ya que es un vasodilatador que incremente la pérdida de calor corporal. La ingesta de líquidos debe ser en forma de agua en ningún caso reemplazar por bebidas o jugos.

– Vacúnación contra las enfermedades respiratorias

Las vacunas son importante para las personas en cualquier etapa de su vida para protegerlos contra las enfermedades; pero hay una en especial que se ha convertido en la primera causa de muerte en los adultos mayores: la neumonía. Por ello, se debe vacunar a todos los mayores de 60 años contra el neumococo, causante de este mal y de otras enfermedades infecciosas o respiratorias. Ante esto, la ONG “Una Vida por Dakota” lanzó la campaña narradores de “Narradores de Historias”, con el objetivo de incentivar a adultos mayores a vacunarse gratuitamente en los centros de salud públicos a nivel nacional.

– Alimentación Saludable

Se aconseja que los adultos mayores puedan mantener una dieta que aporte energía para asegurar el aporte calórico. Se debe consumir alimentos ricos en carbohidratos y grasas saturadas de animales como la carne, leche, queso, mantequilla, embutidos y vegetales como el coco. El consumo de pescado debe ser mayor que el de carnes y se pueden tomar de 3 a 4 huevos por semana.

Asimismo, mantener una dieta rica en alimentos que contengan mayor cantidad de antioxidantes, para así reforzar nuestro sistema inmunológico y no ser tan vulnerables a los cambios climatológicos. Algunos son: el brócoli, la espinaca, los tomates, el ajo, la naranja y el aceite oliva.

– Ropa abrigadora

Para apaciguar las bajas temperaturas, los adultos mayores deben usar prendas de abrigo resistentes al viento y a la humedad. Se conseja que se abrigue tanto los pies como el cuello, así como usar accesorios como gorros, bufandas y mantas.

Añade tu comentario